Una condena de 4 meses de prisión pidió ayer la Fiscalía, en el juicio, contra una mujer acusada de presunto acoso a la pareja de su marido. Según el ministerio público, entre marzo y julio de 2019 se personó en el lugar de trabajo para intentar hablar con ella. En alguna ocasión lo consiguió y le exigió que cortara la relación con el que era su esposo. El ministerio público asegura que en un total de seis ocasiones la esperó en actitud vigilante en la acera de enfrente de su trabajo, con la misma supuesta intencionalidad. Una vez, en abril de 2019, se le acercó en un bar y le pidió hablar, avisándola la víctima de que llamaría a la policía. En julio se apostó en el exterior del local, a la espera, y la perjudicada alertó a los agentes.