Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alertan del daño que la propagación de eucaliptos puede causar a Pena Corneira

Este espacio declarado Monumento Natural ardió en 2017 | La especie invasora se está expandiendo de modo espontáneo y podría desertizar una zona que de árbol autóctono

Eucaliptos en la sierra de Pena Corneira. |   // FDV

Eucaliptos en la sierra de Pena Corneira. | // FDV

En octubre de 2017 un incendio devastador arrasó la sierra de Pena Corneira,ubicada entre los concellos de Carballeda de Avia, Leiro y Avión, declarado Monumento Natural en 2007. Transcurridos más de tres años, los ecologistas ven como los eucaliptos se están adueñando de este lugar, y piden que se le ponga remedio ya que señalan que esta especie es “incompatible” con otras. De hecho, contactaron con el guardia de Medio Ambiente para alertar de esta situación.

Antes del incendio este espacio natural era robledal y pinar, pero tras ser abrasado por las llamas han aparecido espontáneamente eucaliptos que algunos ya tienen “hasta seis metros de alto y en algunos puntos están más bastos que una plantación de maíz”, indican desde Ecologistas en Acción Ourense. Al igual que las mimosas los eucaliptos son especies que los ecologistas quieren erradicar ya que “donde están ellos es incompatible otra población”. Uno de los que se puso en contacto con el guardia de Medio Ambiente en Ourense fue Pablo Rodríguez Oitabén, de la Asociación Ridimoas, y “dijo que los eucaliptos están retoñando de antiguas plantaciones y semillas que se han expandido”.

Antes del incendio apunta que “había muy pocos” y ahora ante su proliferación recomienda arrancarlos lo más pronto posible porque “crecen rápido y ahora con un tirón se quitan”. Si se cortan “retoñan con más fuerza, y hay que darle herbicida en el tronco, y resulta más caro”. Destaca que con el incendio ardió todo, incluso los grandes letreros oficiales de la Xunta, y desde entonces lamenta que “no hubo mantenimiento”. En cambio, sí hubo en su momento un daño añadido como fueron “las talas y maquinaria pesada y camiones sacando toda la madera, que pasaron por Beade durante meses”, lo que señala causó todo ello una gran erosión en el terreno.

Advierte este ecologista que si no se retiran esos eucaliptos Pena Corneira terminará siendo “un eucaliptal tupido”, y que la Xunta debe actuar ya porque “es su obligación al ser un espacio protegido”.

Compartir el artículo

stats