Un muro de contención, que está en fase de reconstrucción, paliará riesgos de caída y los problemas de filtración de aguas, que desde hace meses sufren los vecinos de Bobadelo en O Pino procedentes de fincas anexas. El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, acompañado de técnicos del área municipal de Infraestructuras y de las empresas adjudicataria s de estas obras, realizó una visita ayer a O Pino para ver el estado de las obras que se están realizando en ese lugar.

En concreto se está reconstruyendo un muro el Camiño dos Cangos, en Bobadela, s, dañado por las filtraciones de aguas de las fincas que sostiene.

El muro, de mampostería -mampostería- de granito, era hasta el momento el único elemento de sustentación a la vía municipal. La actuación se completará con la colocación de una baranda de acero en los lugares donde el camino carece de protección frente a las caídas de 90 cm de altura.

El Concello explica que desde este martes, se está llevando a cabo también la ejecución de la obra de acondicionamiento de espacios en la carretera de Vigo, entre los números 85 y 89. La actuación, en este caso, consistirá en la reforma de los pavimentos, aplicando una capa de hormigón, mejorando la accesibilidad y ordenando las zonas peatonales y de estacionamiento.

El presupuesto de la actuación de la reconstrucción del muro asciende a los 47.918, euros y la de mejora en la carretera de Vigo a 48.252 euros.