Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Arián, el joven que se estrena como abogado y cliente para reclamar el ingreso mínimo

Arián González y sus dos facetas principales: el ajedrez y el derecho.

Arián González y sus dos facetas principales: el ajedrez y el derecho. Iñaki Osorio

Arián González Pérez nació hace 32 años en Cuba, en la ciudad de Santa Clara. “Mis padres siempre me dijeron que mis bisabuelos eran españoles, pero no sé cuál fue el lugar de origen”. En 2018, acudió a Láncara (Lugo) para conocer la casa familiar de Fidel Castro, pero no tiene dudas en tildar de “dictadura represiva” el régimen que ha gobernado la isla. “Son falsos comunistas, han empobrecido el país”, reprocha. Arián lleva en España casi once años; en Ourense desde 2016. De Cataluña, que fue su primer lugar de residencia en este país, llegó a Galicia por el ajedrez. “Barcelona era cara y estresante, con el problema del independentismo. Galicia me encanta y Ourense es una ciudad más barata. Mi intención es tener mi vida aquí”. Arián está considerado gran maestro de este deporte, en el que ganó el campeonato de España universitario. Gracias al club Liceo Grupo Academia Postal, liderado por Joaquín Bello, este joven cubano se asentó en la ciudad de As Burgas, e impartiendo clases consiguió costearse la carrera de Derecho, complementando los ingresos del ajedrez con dinero que pidió prestado. La suya “es una historia de superación”, considera.

Tras graduarse por la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), obtuvo un máster por la Universidad de Vigo. Hace dos meses, se colegió como letrado ejerciente en el Colexio da Avogacía de Ourense. Él es su primer cliente: se representa a sí mismo en un procedimiento de la jurisdicción social para reclamar la cantidad que considera adecuada del ingreso mínimo vital, la última gran contribución al Estado de Bienestar, aprobada en pleno año de la pandemia.

Arián, que es hijo único, vive solo en Ourense. Su familia se quedó en Cuba: su madre, enferma, y su padre, ambos separados. Pese a las dificultades, en ocasiones ha tenido que ayudarlos económicamente. El pasado mes de julio, solicitó la concesión del ingreso mínimo, y en agosto recibió la respuesta desestimatoria de la administración, “que no revisó mucho la documentación”, afea.

Solicita 461 euros de la ayuda, pero la administración solo le reconoce 248

Él solicita una cuantía de 461 euros y el Estado solo le reconoció 248, a punto de iniciarse ayer la vista oral. Lo hizo además con “una notificación defectuosa”, dándose por enterado por boca de la misma jueza. Qué cifra le corresponde es el objeto del procedimiento laboral que resolverá el Juzgado de lo Social 3 de Ourense, en el caso de que no se alcance una conciliación previa La vista estaba señalada para ayer a las 9.30 horas, pero fue suspendida debido precisamente, según Arián, a que “a última hora, me reconocen parcialmente la solicitud. Cuando llegué, me enteré de la notificación porque me la habían enviado a otra dirección, pese a que en los autos del procedimiento aparece la correcta. Pedí la suspensión por un cambio en el objeto de la reclamación”, expone.

La Seguridad Social desestimó su solicitud basándose en que no había cotizado un mínimo de doce meses para demostrar independencia familiar. Pero el abogado cubano argumenta que ese requisito deber ser tratado como una mera consideración, “de conformidad con el artículo 7.2 de la Ley de la Renta Mínima Vital, en donde se explican varias salvedades a la presunción de haber vivido durante tres años de forma independiente”. Cree que “probablemente hay muchos ciudadanos en la misma situación que yo, a quienes nos han denegado la renta injustamente”.

El Real Decreto 20/2020, de 29 de mayo, por el que se establece el ingreso mínimo vital, empieza por reconocer que España “se encuentra entre los países de la Unión Europa con una distribución de la renta entre hogares más desigual (...) Los ingresos del 20% de los hogares de renta más baja representan solo una sexta parte de los ingresos del 20% con renta más alta, mientras que en la Unión Europea esta proporción es solo de una quinta parte”. Arián es crítico con la burocracia, que le afecta directamente. “Además del problema de la renta mínima, llevo cuatro años esperando la nacionalidad española; la administración es incapaz de dar una respuesta. Algunos funcionarios y la administración no se pueden convertir en enemigos de los ciudadanos”, critica. “No puede ser que por formalismos exagerados se deniegue el 50% de las peticiones de ingreso mínimo vital, cuando este país tiene uno de los peores porcentajes de desigualdad de Europa. La administración es cada día más ineficiente”.

Su preferencia laboral

Arián González es su primer cliente. Por ahora, trabaja desde su casa, haciendo uso también de las instalaciones y de los materiales del Colexio da Avogacía cuando lo necesita. “Juego al ajedrez y también doy algunas clases, pero me gustaría conseguir una cartera de clientes. De momento aún no tengo contactos para que me contraten. Para aquellos que estén interesados, mi correo electrónico es ariangonzalezperez@gmail.com” , dice.

El joven cubano se interesó por el derecho siguiendo el consejo de una amiga, que con posterioridad sería su novia, cuando aún residía en Cataluña “Me convenció de que estudiara derecho, y me gustó tanto que seguí”. El recién colegiado se define como un abogado generalista, pero con la mirada puesta en el derecho administrativo, en especialidades como la extranjería o el derecho deportivo.

Compartir el artículo

stats