El Grupo Municipal del BNG en el Concello de Ourense acaba de registrar una moción para su debate en el pleno ordinario de Ayuntamiento de Ourense del próximo mes de febrero, una moción relativa a la lucha contra la discriminación social y la proliferación de barrios marginales en el ayuntamiento.

“Que nadie quede atrás” debe ser la máxima señalaron Ruht Reza y Luis Seara, es el objetivo de esta moción que parte de datos, elocuentes. “Las diferencias en cuanto al nivel de renta en el Concello de Ourense son considerables. Así, pasamos por ejemplo de los 20.018 € de renta anual en la zona de Paz Nóvoa, Rúa del Paseo y Xoan XXIII o los 18.500 € en la zona de la Avda de la Habana, a los apenas 6.993 € en el barrio de Covadonga o los 8.974 € en el barrio de O Vinteún por ejemplo; es decir diferencias medias de hasta 13.000 euros”. afirman.

Por eso apara el BNG es importante analizar las carencias existentes en materia de infraestructuras y equipamientos. Hablamos de carencias sanitarias, de espacios culturales, deportivos y de infraestructuras, del estado de las zonas verdes y de los espacios de esparcimiento, así como del estado de las calles en el que a mantenimiento se refiere.

Por eso su moción pide instar al Gobierno local a la elaboración de un plan de choque municipal para luchar contra la discriminación social y la proliferación de barrios marginales; Que elabore un informe de necesidades dotacionales y del estado de conservación de cada barrio y acordar que en colaboración con la Xunta de Galicia, elabore un plan de integración social y para la erradicación del chabolismo en el municipio de Ourense.