Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El campus impulsa un estudio pionero que busca destapar el sexismo oculto en los piropos

Las investigadoras María Lameiras y Yolanda Rodríguez. |   // FDV

Las investigadoras María Lameiras y Yolanda Rodríguez. | // FDV

Las investigadoras del campus de Ourense María Lameiras y Yolanda Rodríguez se han propuesto revisar la definición de piropo y estudiar hasta qué punto su uso supone una forma más de sexismo, en este caso “benevolente”. Según la RAE, un piropo es “un dicho breve con que se pondera alguna cualidad de alguien, especialmente la belleza de una mujer”. Las investigadoras quieren redefinir el término y analizar la percepción que tanto hombres como mujeres tienen de estas palabras que se presuponen “amables” y de qué manera alimentan la cosificación de la mujer y el acoso sexual.

El proyecto, pionero en España, da continuidad a la línea de trabajo iniciada por la catedrática Lameiras en 2015 y se denomina IgualaMÁS. La propuesta ha logrado financiación a través de la convocatoria Proyecto de I+D+i de 2019 del Ministerio de Ciencia e Innovación en la modalidad de Retos de Investigación y tendrá ámbito estatal.

Según explicaron las investigadoras, el estudio tendrá un formato multimétodo con dos muestras representativas que serán objeto de consulta. Una centrada en el colectivo de adolescentes con la participación de 2.000 estudiantes de Secundaria, y otra de población general en la que se preguntará a 1.500 mujeres y 1.500 hombres mayores de 18 años. Además, la investigación incluye una parte cualitativa en la que se establecerán grupos de discusión y se realizarán entrevistas en profundidad tanto entre jóvenes como adultos.

Las investigadoras señalan que los comentarios que las mujeres reciben sobre su cuerpo o partes de su cuerpo en forma de piropos representan “las más frecuentes expresiones de sexismo benevolente, más encubierto y sutil, frente a las expresiones de sexismo hostil”. Esto hace que estas experiencias sean más difíciles de identificar y, en consecuencia, “de combatir”, añaden.

Y dado que “los prejuicios tienen que ser primero percibidos para poder ser posteriormente desafiados”, el proyecto se marca como objetivo general “identificar por primera vez en el contexto español la presencia e impacto en las mujeres de los comentarios sobre su cuerpo en forma de piropos”. En la consideración de piropo, apuntan, se incluyen tanto los que se refieren a la apariencia como al cuerpo en su sentido sexual y en los ámbitos de estudio o trabajo emitidos por docentes o jefes, compañeros o desconocidos.

El proyecto analizará también los comentarios de este tipo que se realizan en el ámbito de las relaciones íntimas pronunciados por novios o parejas y sobre el que apenas hay estudios “a pesar de la frecuencia con la que pueden ser vividas experiencias de objetivización en estos contextos”.

Una de las novedades que aporta este estudio es que incorpora por primera vez a los hombres como participantes y lo hace con el objetivo de determinar como usan y perciben ellos el impacto que los piropos tienen en las mujeres en los diferentes espacios. También será una oportunidad “para comprobar en qué medida el acto de hacer piropos está vinculado a la construcción hegemónica de la masculinidad y al sexismo, y si este vínculo se mantiene en las generaciones más jóvenes”, detallan las investigadoras.

De esta manera, el estudio podrá determinar hasta qué punto los comentarios sobre el cuerpo de las mujeres siguen anclados al modelo de feminidad y masculinidad “que perpetúan las desigualdades y las violencias que sufren niñas y mujeres”, indican Lameiras y Rodríguez.S

Apuntan también la “relevancia social” del proyecto será muy alta “debido al impacto que la violencia de género tiene en nuestra sociedad”.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats