El escándalo que causó la peor crisis de la historia del Concello de Ourense comienza a hacer aguas. La titular del Juzgado de Instrucción Número 3 de Ourense, Eva Armesto, ha decretado el sobreseimiento provisional y archivo de la causa por supuesta prevaricación contra el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome, en relación con la denuncia que había presentado uno de sus asesores en la Alcaldía, y secundada por cinco concejales díscolos de DO, el partido del alcalde. En esa denuncia el extrabajador acusaba al alcalde de exigirle “donaciones forzosas” de hasta el 50% del total del salario que percibía y varias pagas extras integras, alegando que eran para Democracia Ourensana, el partido que fundó y preside el alcalde.

Según la magistrada “no aparece debidamente justificada la perpetración del delito que ha dado motivo a la formación de la causa”. Además los asesores y ediles a los que se tomó declaración, salvo el denunciante, unos negaron haber hecho donación alguna y los que las pagaron, afirman haberlo hecho de forma voluntaria.

La magistrada, a cuyo juzgado se desvió también para unificar causas contra el alcalde, la denuncia presentada por los 5 ediles díscolos de DO contra Jácome ante Fiscalía, denuncia en la que acusaban al regidor de supuestos traspasos de los fondos destinados a los grupos de Democracia Ourensana en Concello y Diputación de Ourense a una cuenta privada del alcalde, afirma que esa fiscalización y control económico deben de ser realizadas por el Tribunal de Cuentas.

Al respecto de esta denuncia, explica el auto que “en cuanto a la gestión económica de los recursos del grupo municipal de DO en el Concello, así como los del grupo provincial en la Diputación de Ourense y los propios del partido, se denuncian las decisiones unilaterales del alcalde sobre aplicación de tales recursos y la falta de transparencia, cuando la fiscalización y control de las cuentas y gestión económica, ha de llevarse a efecto por el Tribunal de Cuentas, no siendo la jurisdicción penal la vía adecuada para la misma”.

Los denunciantes ya enviaron documentación sobre este tema al Tribunal de Cuentas y, según la juez se incorporará a este proceso si se detecta algún ilícito.

“Una trama para derrocarme”

Por su parte el alcalde de Ourense declaró ayer que este fallo demuestra que fue víctima “de una trama para derrocarme” y afirma que ni siquiera había sido llamado a declarar.

La magistrada tampoco advierte ilícito de cohecho pues “este requiere que la dádiva que se solicita, condicione efectivamente la actuación del sujeto activo”, explica.

Por otro lado advierte de que “en las actuaciones practicadas, no concurre prueba de la vinculación de las donaciones a que hacen referencia los denunciantes con el nombramiento por parte del alcalde del personal eventual”, indica el fallo, contra el que caben recurso de reforma o de apelación.

El caso que ahora se archiva fue sin embargo detonante de una crisis municipal sin precedentes, pues tras la denuncia ante Fiscalía Jácome expulsó del grupo a los críticos, el PP abandonó el pacto con DO y el Concello de Ourense está gobernado ahora por tres ediles de los 27 que tiene la corporación.

“Estaba tranquilo; era denuncia falsa y ni me llamaron a declarar”, afirma el alcalde

El alcalde de Ourense, que ha pasado estos meses tras la denuncia dando su opinión en sus redes sociales para acusar de “traidores” a los que los ediles de su grupo que lo denunciaron, volvió manifestarse ayer más escuetamente por ese mismo canal. “Hoy hemos tenido conocimiento de que el juzgado número 3 de Ourense ha decretado el sobreseimiento provisional y archivo, de la causa que diversos concejales tránsfugas de DO, y antiguo personal eventual, hicieron contra mi persona en agosto”, señala. Añade que “siempre dije que esto era una trama para tratar de derrocarme. Se sobreseyó el caso sin ni siquiera llamarme a declarar. Siempre mantuve una absoluta tranquilidad y que era denuncia falsa”, afirmó. Para Gonzalo Pérez Jácome “la lectura del auto es absolutamente demoledora. Corrobora lo que yo siempre mantuve desde el minuto uno. Que se trataba de una denuncia sin base alguna, y da fuerza a lo que siempre mantuve, que solo se trataba de una trama para sacarme de la alcaldía”. El alcalde se limita por ahora a señalar que va a convocar una rueda de prensa para mañana, día 7 en la que se explayará sobre esta causa y la que estudia el Tribunal de Cuentas .

Un PP en la encrucijada: ¿Qué hacer cuando desaparece el motivo por el que se rompió el pacto de gobierno local?

“Hoy tenemos que decir con dolor que la confianza se rompió. No podemos entender la pasividad del alcalde ante unas afirmaciones que ponen en duda su honestidad”, declaraba el 8 de septiembre del pasado año el presidente del grupo municipal del PP en el Concello de Ourense, Jesús Vázquez, para anunciar la ruptura del pacto de Gobierno con DO, a la vista de las acusaciones de supuesta malversación y desvío del que le acusaban cinco de los suyos en Fiscalía. Pero pese a que los populares acusaban entonces a Jácome de “convertir una crisis interna de su partido en una crisis de gobernabilidad del Concello, de la que el PP no puede ser cómplice”, no descartaban “reconducir la situación” señalaron, si el alcalde mostraba documentación en su defensa. Tras este último fallo, el PP ha decidido mantener silencio por ahora. Fuentes del partido reconocen que el auto exculpa al alcalde, pero no desvelan si supondrá el regreso al bipartito, algo que Jácome ya les había ofrecido.