Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La aportación solidaria de 17 toneladas de alimentos favorece a 4.200 personas

La Operación Quilo, la campaña navideña de Amencer, reunió más de 7 toneladas de juguetes y cerca de 10.000 euros, que se donan a Cáritas

Un grupo de jóvenes colaborando en la entrega de alimentos de la Operación Quilo.   | // IÑAKI OSORIO

Un grupo de jóvenes colaborando en la entrega de alimentos de la Operación Quilo. | // IÑAKI OSORIO

La iniciativa solidaria de la asociación juvenil Amencer, una organización sin ánimo de lucro declarada de utilidad pública, supera las dificultades, incluso las que entraña una pandemia con sus derivadas diversas: una crisis sanitaria desde hace nueve meses, sumada a otra económica y social cuya duración aún está por ver. En el año del COVID, la campaña navideña para ayudar a los más desfavorecidos ha sido capaz de recaudar casi 17 toneladas de alimentos, más de 7.100 kilos de juguetes y cerca de 10.000 euros, una cantidad que se dona a las Cáritas parroquiales. La capacidad de movilización de Amencer permite una Navidad mejor en muchos hogares de Ourense que disponen de pocos recursos. Esta edición de la Operación Quilo, la número 34, nutre la despensa de 18 parroquias desde las que se han atendido a 1.598 familias formadas por un total de 4.252 personas. El reparto a las 18 Cáritas de zona de la ciudad se llevó a cabo este miércoles 23 de diciembre. “Gracias a las aportaciones desinteresadas de muchos ourensanos se ha podido llevar a cabo”, destaca la asociación juvenil en su balance.

Amencer demuestra el compromiso de muchos jóvenes con el bien común y la solidaridad. En esta edición de la Operación Quilo han colaborado 356, desde mediados de noviembre a finales de este mes. La cifra incluye a miembros de la asociación y otros voluntarios.

La iniciativa es una tradición navideña muy arraigada en Ourense, que une en la participación a representantes públicos, empresas, asociaciones, centros educativos clubs deportivos además de los propios particulares. Colaboraron en esta campaña 146 comercios, en los que se instalaron huchas, 40 peluquerías, 53 puntos de recogida –en los que se instalaron un total de 60 cajas para las aportaciones–, así como 21 supermercados en los que se colocaron carros, en el exterior de los establecimientos, para la recogida de alimentos solidarios. Quince empresas sumaron aportando directamente productos. Este año, en el que la distancia social es norma desde el inicio de la pandemia, también fue posible realizar aportaciones económicas mediante Bizum, una aplicación para efectuar pagos a través del móvil. El COVID, que agrava la situación sanitaria y socioeconómica, no puede con la solidaridad.

Compartir el artículo

stats