El Obispado de Ourense celebró ayer el Día del Seminario, que se debía celebrar el 19 de marzo. La Catedral acogió una celebración religiosa para pedir de manera especial por los Seminarios y las vocaciones sacerdotales, además de aprovechar la homilía para recordar la realidad de nuestros Seminarios diocesanos y la propuesta vocacional.