La Comisión Delegada del Hospital de Verín manifiesta su apoyo total a Javier Castrillo por la “persecución” por parte de la gerencia del área sanitaria de Ourense, Verín y O Barco en la defensa del paritorio de Verín. “Sabemos que el gerente no va a dimitir, no está en su ADN. ¿Cómo se explica que no dimitiera cuando volvió abrir el paritorio? ¿Permanece en el puesto para seguir atacando al hospital? Aquel que se mueva ya sabe, expediente...”, dicen en un comunicado. La Comisión Delegada exigimos el cese inmediato de Félix Rubial por su ataque sistemático al hospital de Verín y la retirada inmediata del expediente contra el Doctor Castrillo, por injusto e imparcial. Y de nuevo felicitamos a la población por la lección que están a dar una defensa de su tierra natal y defensa de los valores de vivir en el rural”.