Trágico final. M.B., la mujer de 60 años que sufría muerte cerebral después de resbalar y caerse al río Barbaña, falleció ayer en el hospital ourensano. La sexagenaria sufrió una caída cuando iba a dar de comer a gatos callejeros en una de las colonias que hay debajo del puente de Ervedelo y que ella se encarga de alimentar a los felinos en su labora, prácticamente diaria. Ayer se confirmaba el fallecimiento después de las complicaciones que derivaron en el hospital ourensano, ya que fue rescatada con consciencia y sin ninguna lesión aparente en el momento de producirse la caída. El colectivo que gestiona las colonias de gatos se muestra “muy afectado” ante una persona que “ayudaba en todo y cuidaba bien de los gatos”.