Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alumnado de Aeroespacial podrá hacer simulaciones de vuelo en un laboratorio

El equipo, de última generación, es fruto de un convenio entre Boeing y la UVigo | La compañía premia el trabajo de investigación de tres alumnos de la primera promoción

El alumnado del grado en Ingeniería Aeroespacial podrá realizar simulaciones de vuelo y potenciar las actividades de investigación a través de un simulador de última generación instalado por Boeing en el campus de Ourense. El equipamiento forma parte del laboratorio que la compañía ha puesto en marcha a través de un convenio de colaboración con la Universidad de Vigo que, a su vez, se enmarca en el proyecto Civil UAS Initiative financiado por la Xunta para impulsar el sector aeroespacial en Galicia.

El laboratorio, ubicado en el nuevo edificio del Campus Agua de Ourense, se inauguró ayer en un acto virtual debido a la situación de pandemia que contó con la participación por videoconferencia del rector de la UVigo, Manuel Reigosa; el conselleiro de Economía, Francisco Conde; el director general de Boeing Research & Technology-Europe, José Enrique Román, y el director de la Escuela de Ingeniería Aeronáutica y del Espacio, Humberto Michinel.

El equipamiento, a disposición del alumnado del centro, incluye un simulador de vuelo de última generación que los estudiantes podrán utilizar en numerosas áreas de investigación como las dinámicas de vuelo, los sistemas de aviación y el control del tráfico aéreo.

Según explicaron, el sistema está formado por una pantalla táctil multifunción que sirve para manipular el panel de radio de vuelo, el piloto automático, la unidad de control del sistema de gestión de vuelo y el sistema de instrumentos electrónicos de vuelo. Asimismo, puede configurarse como cabina analógica (motor de pistones y turbopropulsores) o cabina “de cristal”.

Una innovación que, indicó el conselleiro Francisco Conde, además de ofrecer una “oportunidad única” para los estudiantes, “será una pieza clave en el desarrollo de la industria aeroespacial de Galicia”. En esta línea, el titular de Economía destacó la colaboración público-privada como la mejor fórmula para que avance el sector y puso como ejemplo el trabajo conjunto que se está desarrollando en el Polo Aeroespacial de Galicia.

Desde Boeing, José Enrique Román recalcó también la importancia de esta colaboración y el “compromiso” de la compañía con la educación en tecnología.

En esta línea, la empresa ha impulsado los Premios Boeing a losmejores trabajos de fin de grado de Ingeniería Aeroespacial que arranca este año, coincidiendo con la graduación de la primera promoción. Los galardonados son Alexandre Pazos Soneira, David Pérez Tavernier y Uxía García Luis, que ayer recibieron el reconocimiento de la compañía y de las autoridades participantes en el acto.

El primer premio los consiguió Alexandre Pazos por su Proyecto ENEAS, que consiste en el diseño de un aerostato para el estudio atmosférico de Venus. El trabajo estuvo dirigido por el profesor Fermín Navarro. El objetivo de la misión, detalla el alumno, “sería analizar la atmósfera a 55 kilómetros de altura, donde las condiciones de presión y temperatura similares a las de la superficie terrestre podrían permitir la existencia de vida bacteriana”.

También dirigido por Navarro, el segundo premio fue para el Proyecto Argonaut, de David Pérez. Se trata del diseño conceptual de un dron para la exploración del satélite Titán. Uxía García consiguió el tercer premio por el trabajo “Mejora de la eficiencia del flujo en el interior de autoclaves de tratamiento de piezas de material compuesto del sector aeronáutico”, dirigido por la profesora Elena Martín y realizado en colaboración con la empresa Coasa, en el Parque Tecnológico de Galicia.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats