Una avería en dos líneas aéreas por la caída de un árbol dejó ayer sin suministro eléctrico durante más de cinco horas a 834 clientes particulares y empresas de Boborás, entre ellos el Concello, la única entidad bancaria y dos empresas embotelladoras de bebidas. Se localizó en Cameixa y Albarellos.