Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ourense alzó la voz por sus 420 vecinas que denunciaron maltrato y por las “invisibles”

Las movilizaciones por el Día de Eliminación de la Violencia de Género y la manifestación de la Marcha das Mulleres se centraron en las víctimas silenciadas por el confinamiento

Concentración ante el Concello. En el recuadro, el cartel. | // C.PETEIRO /

Manifestación feminista en la tarde de ayer, en Ourense. | // CARLOS PETEIRO

Ourense alzó la voz por sus 420 vecinas que denunciaron maltrato y por las “invisibles”

“Sin Dios, patrón ni marido, así es como me han parido” .Así de fuerte con la lectura de ese con ese poema de empoderamiento de las mujeres y en especial de apoyo a las víctimas, arrancaba ayer la concentración de reivindicación la movilización celebrada ante la Subdelegación del Gobierno de Ourense, una de las decenas de las decenas de actos con los que se conmemoró el Día de la Eliminación de la Violencia de Género en la provincia. Un 25N a cuya problemática tampoco Ourense es ajena, pues en lo que va de año se registraron 420 denuncias por violencia de género y hay 368 casos activos, 122 de ellos con ordenes de protección de esta mujeres según los datos aportados ayer por el subdelegado del Gobierno en Ourense.

Centrales sindicales, concellos de toda la provincia, centros escolares, se sumaron con distintos actos a esta celebración, o dieron lectura a la declaración consensuada de la Federación Española de Municipios y Provincias, de apoyar a las políticas de igualdad, y por la visibilización de las víctimas, en especial e n un año marcado por el COVID, en el que todos los convocantes coincidieron en que la violencia de género ha quedado confinada en el ámbito de lo doméstico.

La manifestación principal y única celebrada en la ciudad, organizada por la Marcha Mundial das Mulleres, salió a la calle “pese a la lluvia”, señalaron y con y una performance en la que incidieron tanto en los efectos negativos que sumó el COVID a la virulenta pandemia de la violencia de género. El motivo “el confinamiento, que obligó a muchas de las víctimas a seguir viviendo confinadas en casa con sus agresores”, señalaron.

La manifestación organizada por la Marcha Mundial que partía a las 19 horas, al igual que en el resto de Galicia, desde la Subdelgeación del Gobierno en Ourense, empezó con esa puesta en escena en la que los participantes portaban cada uno una bolsa de plástico y en mayúsculas, las distintas “violencias de género”, que ha supuesto a mayores el COVID en todas las áreas, doméstica, judicial, sanitaria o laboral.

Entre las cargas que han hecho más virulenta la lacra de la violencia contra la mujer en este año 2020 están, según las manifestantes, el “aislamiento y confinamiento”, pues devolvió, afirman, a la esfera de lo doméstico a la mujer; también la carga de cuidados, dado que el cierre de colegios obligó a muchas mujeres a reducir jornada laboral para ocuparse de sus niños y de los mayores.

La manifestación organizada por las Marcha Mundial das Mulleres que ya ha denunciado esto días la “violencia obstétrica” en los cuidados de la mujer, resaltó también la “desvalorización de los trabajos esenciales, como alimentación, sanidad, atención a mayores”, entre otros que recayeron mayoritariamente la pandemia en las mujeres. La soledad y la carga mental, la falta de atención durante los meses de crisis sanitaria con parón de servicios de atención a las víctimas de violencia y de las resoluciones judiciales, fueron otros lacras.

Denuncian acto violento

Por su parte la asociación Sustinea de Ourense denunció ayer que sufrió un acto violento y machista, pues los carteles del 25N que habían colgado en la pasarela del Barbaña con nombres de víctimas, desaparecieron. Afirman que horas después ese mismo cartel aparecía en el buzón de Sustenea y con una nota amenazante escrita detrás: “Todos los culpables están condenados. Ni un inocente más a prisión por vuestras mentiras. Igualdad real. Justicia real” , decía.

En la provincia hay 368 casos activos y 19 con dispositivo de control telemático

En la provincia de Ourense hay actualmente 368 casos activos registrados en el Sistema de Seguimiento Integral de los casos de Violencia de Género, VioGén, según señaló ayer el subdelegado del Gobierno en Ourense, Emilio González. No hay casos catalogados de riesgo extremo, pero 4 de ellos presentan riesgo alto, 28 presentan riesgo medio, 123 presentan riesgo bajo y 213 riesgo no apreciado. Asimismo, el subdelegado informó de que en 2020 se interpusieron en la provincia de Ourense un total de 420 denuncias por violencia de género. En la actualidad 14 mujeres son usuarias del Servicio de Teléfono de Atención y Protección y están activos 19 dispositivos del sistemas de control telemático de medidas y penas de alejamiento. Una cuarta parte de las víctima que denunciaron son españolas. El rural, según los estudios con los que cuenta la Delegación del Gobierno en Galicia, es el que tiene más víctimas invisibles, o donde en tardan más en denunciar. Tras el acto reivindicativo de ayer por el 25N, Emilio González citó la labor que está llevando a cabo a Subdelegación para incorporar la aquellos ayuntamientos que cuentan con Policía Local al sistema de seguimiento y protección de víctimas del Ministerio del Interior, VioGén, que en la provincia de Ourense ya cuenta con siete adhesiones: Ourense, O Barco de Valdeorras, O Carballiño, Barbadás, Verín, Xinzo de Limia y Celanova. “Desde la Subdelegación seguiremos impulsando acciones encaminadas a combatir la violencia machista, en colaboración con todas las administraciones”, señaló.

Mil concentraciones y un cartel: “¿Quién asesinó a Socorro Pérez y Nerea Añel?”

El Concello de Ourense y la Diputación guardaron también un minuto de silencio por las víctimas. El pequeño gobierno municipal de ayer, lo fue aún más ayer, pues asistieron solo dos de los tres miembros del grupo, el concejal del área de Política Social, Telmo Ucha, que dio lectura también a la declaración institucional conjunta de la FEMP para todos los municipios y el concejal Armando Ojea. El alcalde no asistió al acto contra la Violencia de Género. Sí lo hicieron miembros de PP como la edil Eugenia Díaz y Jesús Vázquez y del PSOE y Ciudadanos. Pero además la Plaza Mayor fue uno de los escaparates en los que la Marcha das Mulleres colgó un cartel para recordar a otras víctimas ya silenciadas de la violencia con el lema “Quen asasinou a Socorro Pérez e a Nerea Añel?”. Ambas aparecieron asesinadas en la ciudad, la primera hace 5 años.

Compartir el artículo

stats