Una acumulación de infracciones al volante: sin permiso de conducción, sin seguro, sin cinturón de seguridad y positivo en la prueba de drogas. El infractor, que ya había sido investigado en otras ocasiones por carecer de carné, según la Guardia Civil de Tráfico, vio cómo el coche quedaba inmovilizado hasta que otra persona con permiso se pudiera hacer cargo.

Este conductor fue interceptado por una patrulla que realiza seguimiento a los conductores reincidentes en delitos contra la seguridad vial. Le dieron el alto a la altura del kilómetro 230,5 de la carretera nacional N-525, al volante de un Opel Astra. El investigado carece de permiso de conducción porque nunca lo ha obtenido.

Los agentes observaron que no hacía uso del cinturón de seguridad y comprobaron que carecía de seguro obligatorio. Tras ser sometido a las pruebas de drogas, dio presuntamente positivo en cocaína, a la espera del análisis del laboratorio.

El infractor se enfrenta a unas penas que oscilan entre los 3 y 6 meses de prisión, multa de 12 a 24 meses o trabajos en beneficio de la comunidad, de entre 31 a 90 días. Además, deberá abonar 2.900 euros por las denuncias formuladas de seguro, cinturón y drogas.