Ana Pontón, portavoz nacional del BNG, pide al presidente de la Xunta la retirada del expediente disciplinario contra el responsable del Servicio de Ginecología del Hospital de Verín, el doctor Javier Castrillo, y reclama el cese de los impulsores de esa medida, que define como “persecución ideolóxica”.

Argumenta que el expediente a una de las figuras más visibles de la lucha “Verín non se pecha” es el resultado “de cómo entende Feixóo e o PP o debate da Sanidade. Resulta impresentable en termos democráticos abrir un expediente disciplinario á persoa que loitou contra o peche do paritorio de Verín, rexeitou os recortes en sanidade e torceu os plans do PP para recortar servizos no ámbito do medio rural”, sostiene.