Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Agrupación Cultural Abrente y el teatro gallego

Con el último artículo publicado recientemente, dedicado a la Agrupación Cultural “Auriense”, iniciamos una serie dedicada a las diferentes asociaciones culturales y artísticas que existieron en Ourense y su provincia, algunas de las cuales, por suerte, aun tienen vida, pero son muchas las que fueron desapareciendo en las últimas décadas, siguiendo también el proceso negativo irreversible de nuestra ciudad y provincia, verdaderamente en caída libre, sin que nadie le ponga remedio. Y tampoco nada ayuda la actual situación de pandemia universal propia de una tercera guerra mundial, ahora de tipo químico, que además nadie sabe cuando va a terminar.

Esta vez le toca el turno a la Agrupación Cultural “Abrente” de Ribadavia, que tanto hizo por la dinamización y difusión del teatro gallego, teniendo como actividad principal desde los inicios de la década de los setenta la organización cada año de la “Mostra de Teatro”, en la que se incluían un concurso literario de textos de piezas teatrales y también la representación en vivo de obras de teatro gallego por parte de grupos teatrales de nuestra comunidad. Aun cuando “Abrente” dejó de tener actividad en el año 1983, con el nombre de “Mostra Internacional de Teatro de Ribadavia”, siguieron desarrollándose las ediciones anuales de la misma hasta el momento actual, y bajo la dirección de Roberto Pascual.

El próximo día 8 de noviembre del presente año la Agrupación Cultural “Abrente” de Ribadavia va a cumplir los 51 años, desde que fue creada en la misma fecha del año 1969 en Ribadavia, capital de la comarca del Ribeiro, al amparo de la famosa ley de asociaciones franquista del año 1964. En los años previos a la transición, fueron creadas en Galicia numerosas asociaciones culturales de tipo galleguista.

En el nacimiento de la “Abrente” de Ribadavia fue muy importante el ánimo e ilusión que pusieron en el empeño personalidades de la villa, que tomaron la decisión de crear una entidad cultural, y que merecen ser mencionados y felicitados por ello: José Luis Chao, Ernesto Chao, gran actor teatral infelizmente fallecido el 6 de agosto de 2018, Rosa Álvarez, Lucinda Rodríguez, Luisa del Carmen Escudero Centrón, Alejandro Álvarez, Francisco Javier Chao, Rita María García, Margarita Dávila y Manuel Lourenzo, entre otros. Al amparo de la ley de asociaciones de 1964 antes mencionada, presentaron los estatutos oficiales de la entidad en el Gobierno Civil de Ourense, que fueron aprobados a los pocos meses, por lo que la asociación podía realizar sus actividades de forma legal, pero dentro de unas normas establecidas por el sistema franquista, por encontrarse todavía el país dentro de una dictadura que, como todos sabemos duró más de cuarenta años y pasada ya en dos años la muerte del dictador. Es por ello que, en 1969, en una de las primeras actividades de la agrupación, con la actuación en gallego, del grupo teatral “Os Goliardos”, todos los actores y directores del grupo, por orden gubernativa, fueron llevados a la cárcel, hecho del que no salió nada en los medios periodísticos, pero si, por ejemplo, en los de Estados Unidos. A lo largo de los tiempos, desde la creación de “Abrente” pasaron por la presidencia de la entidad: José Luis Chao, Alejandro Álvarez, Ernesto Chao, Rosa Álvarez, M.ª del Pilar García y Laura Barea.

Establecidas en los estatutos oficiales de la entidad, esta tenía varias secciones, y cada una de ellas al cargo de un vocal de la junta directiva, encargado también de nombrar a los correspondientes siete miembros de la comisión, los que eran responsables de las actividades de cada una de las secciones, entre las que destacaban en los primeros años los ciclos de conferencias, debates y mesas redondas, la sección de literatura, la sección Teatral (a la postre la más importante), el cine club, la sección artístico-musical y la de deportes. Todas ellas fueron variando en su funcionamiento, con más o menos vida y actividad, según fuesen los intereses, preferencias, gustos, aficiones y disponibilidades de los socios y de los directivos.

Con el paso del tiempo la agrupación se fue decantando más por darle preferencia a la sección teatral, aprovechando que muchos de los directivos sentían una profunda pasión por el mismo y por la interpretación, como era el caso de Ernesto Chao, un actor que posteriormente iba a ser famoso en las series dramáticas de la televisión gallega, como las de “Pratos Combinados”, haciendo el papel de Miro Pereira. También, como muchos sabemos, a finales de los años sesenta y principios de los setenta, la lengua gallega, cuyo uso había estado prohibido durante infinidad de años en la escuela y hasta en la iglesia, siguiendo una injusticia suprema contra el pueblo gallego, al igual que la cultura propia de nuestro país, los dinamizadores de “Abrente”, grandes amantes del teatro, entendieron acertadamente que la expresión dramática en gallego podía ser una excelente estrategia para normalizar el idioma gallego, y se volcaron con el teatro, iniciando en 1973 la organización de las Mostras de Teatro Galego, cuya primera edición se desarrolló en mayo de ese año, con un concurso literario de obras teatrales en nuestra lengua y la representación por parte de los grupos gallegos del momento de las piezas teatrales cuyo montaje había realizado en ese año y anteriores. Todavía recordamos, no sin nostalgia, que en la edición de ese año estuvo presente Rafael Dieste, el gran escritor y autor teatral de Rianxo, que en el verano de 1933 había dirigido la “1ª Misión Pedagógica por Galicia”, con un recorrido durante cuatro meses por nuestra tierra, en un itinerario que se inició en A Mezquita y terminó en Valdeorras, recorriendo las cuatro provincias gallegas, y entre cuyas actividades más importantes estuvieron el teatro y el teatro de títeres (con obras de nuestro Cándido Fernández Mazas). Dedicaremos al final un espacio para hacer una semblanza de las diferentes ediciones de la Mostra de Teatro, cuyo promotor principal había sido el ribadaviense Rubén García, fallecido el 21 de octubre de 2008. Porque “Abrente”, de 1969 a 1983, aunque el desarrollo y promoción del teatro gallego fue su objetivo principal, también se dedicó a la promoción de toda clase de actividades culturales, dando preferencia a la participación de los jóvenes en las mismas, y sin fines lucrativos. Para ello se organizaron en el local social de la entidad en la calle Progreso de la villa del Ribeiro (donde el 20 de mayo del año 2000 se colocó una placa de recuerdo y homenaje a la entidad), de debates, ciclos de conferencias, especialmente sobre temas gallegos, mesas redondas, tertulias, audiciones musicales, proyecciones cinematográficas en sesiones de cine club, práctica de deportes populares y difusión cultural en sus diferentes manifestaciones. Y, como es lógico, numerosas representaciones teatrales, teatro leído, dramatizaciones, guiñol, juegos dramáticos y clases de representación teatral. Al terminar cada una de las representaciones teatrales se establecían debates y foros, y eran muchos los gallegos de otras latitudes que se desplazaban a Ribadavia para participar en los mismos, y poder expresarse libremente en ellos. A pesar de que “Abrente” fue una entidad que en aquella altura estuvo muy sometida a la censura gubernativa. Con dificultades para que le autorizaran las celebraciones de los “xantares enxebres” y la fiesta popular de las “Fogueiras de S. Xoán”. Al igual que la autorización para la representación de algunas obras teatrales, cuyos textos tenían que pasar la correspondiente censura. Lo mismo que muchos de los guiones de las conferencias, e incluso los textos de muchas canciones que iban a ser interpretadas.

El 17 de mayo de 1973, coincidiendo con la festividad de las Letras Galegas, se inicia la “1ª Mostra de Teatro de Ribadavia”, en la que son escenificadas las siguientes obras teatrales: A fiestra valdeira de Rafael Dieste, por el grupo teatral de la escuela agraria de S. Miguel de Reinante; Oratorio de Jiménez Romero, por el grupo Ditea; A Revolta de Jenaro Marinhas del Valhe, por un grupo aficionado de Marín; A noite vai coma un río de Álvaro Cunqueiro, por el grupo Tespis; Romance de Micomicón e Adhelala de Blanco Amor, por el grupo R. de Castro; Ipólito de Eurípides, por el grupo Teatro-Circo y As laranxas mais laranxas de todas as laranxas de Carlos Casares, por el grupo O Facho. En la 2ª Mostra de 1974 escenificaron las obras que tenían montadas en aquel momento los grupos Ditea, Teatro Circo, Histrión 70 de Ourense, O Facho, Martím Codax y Keyzán de Vigo, Agrupación teatral Auriense, O Trasno, Escoitade, Rosalia de Castro y Candea. En sucesivas ediciones se fueron incrementando las representaciones, incorporándose nuevos grupos teatrales, que iban naciendo en diferentes ciudades y localidades gallegas. Cabe destacar la participación de nuevos grupos, y entre ellos, el del Círculo Cultural de Perlío-Fene, Xiada de Valladares, Pequeno Obradoiro de Teatro de Ferrol, Escola Dramática Galega, dirigida por Manuel Lourenzo y Francisco Pillado, Malveira de Cariño, Teatro Andrómena y el Troula de Compostela.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats