El segundo curso del Grado de Trabajo Social de la Facultad de Educación y Trabajo Social del campus de Ourense, compuesto por alrededor de 75 alumnos y alumnas, pasará desde el lunes 16 de noviembre y hasta el miércoles 25 a la docencia en línea como medida preventiva ante la detección de varios casos positivos en las pruebas PCR mediante “pooling” por saliva que se están haciendo en la Universidad de Vigo entre el estudiantado.

Esta decisión, recogida en una resolución rectoral publicada este viernes, parte de la propuesta realizada por el Comité de asesoramiento sobre el Covid-19 nominada por el Consejo de Gobierno y se adopta “basándose en un principio de prudencia”.

Según explica Xosé Manuel Cid, decano de la facultad de Educación, “nos parecen la medida más prudente ante la existencia en el aula de tres casos positivos” y alrededor de diez personas consideradas contactos estrechos con diferentes personas afectadas por Covid-19.

En este sentido, subraya la apuesta por “pasar a la docencia virtual aquella docencia que se pueda desarrollar con total garantía docente”. Del 16 a 25 de noviembre la facultad mantendrá su funcionamiento habitual, salvo que las alumnas y alumnos del curso afectado asistirán a sus clases a través de Campus Remoto de la UVigo en vez de hacerlo presencialmente.

Además de este curso de Trabajo Social, el Comité de asesoramiento sobre la covid-19 decidió este viernes también aplicar la misma medida a uno de los grupos de primer curso de la Escuela de Ingeniería Industrial del campus de Vigo, formado por alrededor de 50 estudiantes, después de detectar tres casos positivos entre su estudiantado.

En primer curso tenemos 16 grupos y esta medida afecta solo la un de ellos”, explica el director del centro, Juan Pardo, quien subraya que “fue algo que se decidió en el comité de manera preventiva para evitar que la situación vaya a mayores y prevenir en todo caso”.