El presidente de la Diputación, Manuel Baltar mantendrá por ahora al diputado, Miguel Caride como vicepresidente segundo del gobierno provincial, pues entiende que “cuando fue nombrado para el cargo era representante legítimo de Democracia Ourensana”, es decir no había sido expulsados del grupo, por lo tanto “no se va desvirtuar eso”.

El PSdeG-PSOE de Ourense solicitó ayer un informe urgente a la secretaría general de la Diputación, sobre los efectos de la sentencia del Tribunal Supremo, hecha pública ayer martes y que fija como doctrina que los tránsfugas con la condición de no adscritos, no pueden asumir cargos o percibir retribuciones que impliquen mejoras personales, políticas o económicas.

Manuel Baltar explicó en declaraciones realizadas en Cadena Ser de Ourense que además de nombrar vicepresidente segundo cuando Caride era aún concejal del grupo de DO y diputado del mismo partido, el tema está ahora judicializado pues estos ediles críticos pidieron la anulación de su expulsión en el juzgado.

Los socialistas quieren saber cómo afecta ese fallo pues Miguel Ca ride junto con otros tres ediles de DO, fue declarado tránsfuga por su partido tanto en el grupo del Concello como en el de la Diputación. Ahora en el pleno del viernes pasará a ser ya concejal del grupo de no adscritos junto con el resto de sus compañeros expulsados de DO por Jácome.

Caride es uno de los cinco concejales de DO que denunciaron en agosto al alcalde por supuesta malversación de los fondos del partido y “mordidas” del sueldo a asesores.

Tras romperse el pacto PP-DO y no cumplir la disciplina de voto el otro diputado de Democracia Ourensana, Armando Ojea, que no apoyó los presupuestos de la Diputación, Manuel Baltar lo cesó como vicepresidente segundo del pazo provincial a este último y posteriormente nombró para el cargo a Caride, que si se mantuvo fiel en su voto al antiguo pacto PP DO.

Los socialistas resaltan que la interpretación del Supremo del artículo 73.3.3º de la Ley reguladora de las bases del Régimen Local “evidencia una vez más el caciquismo imperante en la institución provincial” por lo que piden “ clarificar ya esta anomalía”.

Consideran que “el ascenso meteórico de Caride a la vicepresidencia fue una compensación de Baltar por romper la disciplina de su partido en el Ayuntamiento de Ourense y en la Diputación provincial”, señalan los socialistas antes de recordar que el Supremo justifica su sentencia, precisamente, con esas palabras a fin evitar este tipo de “prebendas”.

Por su parte ayer DO envió ayer una nota de prensa en la que informa de que, “al margen de la nueva sentencia que prohíbe a los tránsfugas tener mejoras personales, políticas o económicas y que impediría a Caride ser vicepresidente de la Diputación, les recordamos que ya el pacto antitransfuguismo PP-PSOE firmado hace años, ya contempla que los tránsfugas no pueden ocupar cargos es decir, la Diputación de Ourense no puede tener un minuto más a Caride de vicepresidente porque estarían incumpliendo lo que firmó, entre otros partidos, el propio PP”.

También ayer Ciudadanos Galicia se manifestaba sobre este fallo del Supremo sobre los tránsfugas, que sienta doctrina. “Celebramos la sentencia del Supremo que avala nuestra tesis sobre el transfuguismo” aseguraba la coordinadora de Cs en Galicia, Beatriz Pino, tras conocerse el fallo del Tribunal Supremo.

La responsable autonómica ha recordado que en Cs “llevamos meses reclamando el acta de la exconcejala de Cs, Mónica Martínez, por abandonar una lista por cuyas siglas fue elegida a cambio de prebendas, sueldos o puestos a dedo ofrecidos por otro partido. Creemos que es necesario un compromiso amplio para que, si existe el corrupto, no existan corruptores dispuestos a premiarlos. Porque el transfuguismo es una forma de corrupción”. Por último, ha recordado que Cs ha presentado hace semanas una moción en los ayuntamientos gallegos en los que tiene representación para rechazar el transfuguismo.

Telmo Ucha: “No tengo condición de tránsfuga al tomar posesión como no adscrito”

Una de las dudas que habían dejado caer algunas fuentes tras conocerse el fallo del Supremo, que impide que los tránsfugas tengan nuevos cargos, ponían en duda si el concejal ahora del grupo de no adscritos, Telmo Ucha, quien apoya el gobierno de Jácome podría estar afectado también al estar en un grupo por el que no fue elegido en las urnas. “Antes de tomar posesión de mi escaño estudiamos todo jurídicamente y yo no soy tránsfuga, porque cuando tomé posesión del escaño (esto fue en septiembre pasado) lo hice ya como edil no adscrito, no como concejal de DO”, explica. Del mismo modo tiene claro ya como avala un informe del secretario municipal que “mi situación no me permite votar una moción de censura contra el alcalde”, dice.