Más de 150 representantes institucionales y ponentes de 17 países participaron ayer en la “1ª Cumbre Iberoamericana de Políticas Públicas para el desarrollo del Termalismo”, organizada por Expourense, en la que se aprobó la creación de un Observatorio Mundial de Termalismo.

La cumbre estuvo presidida por el presidente de la Diputación de Ourense y de la red termal europea EHTTA, Manuel Baltar, quien manifestó su “apoyo firme” a esta propuesta, “que acojo con máximo interés por lo que supone avanzar en políticas públicas conjuntas y globales en el área termal, llamada a ser uno de los revulsivos económicos del turismo en todo el mundo”, afirmó. También se planteó solicitar a la Unesco que incluya en su relación de conmemoraciones el Día Internacional de Termalismo.

El tema central de la cumbre ha sido analizar planes de reactivación y protocolos de prevención en el sector turístico-termal, un debate en el que han participado dirigentes de destinos termales de Argentina, España, Portugal y otros países iberoamericanos, dirigido fundamentalmente al sector público y abierto a la colaboración con el ámbito privado. Congregó de forma virtual a más 150 directivos de entidades públicas que gestionan el termalismo en 17 países de Europa y América (Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Uruguay y Venezuela). Entre las conclusiones de este encuentro, en el que intervinieron directamente 23 expertos de 12 países, destaca la creación del Observatorio Mundial de Termalismo que tendría su sede en Ourense, sede también de Termatalia cuando esta se celebra en Europa.

Baltar asumió el reto propuesto por el secretario ejecutivo del Instituto Nacional de Turismo de la República Argentina (INPROTUR), Ricardo Sosa, que mostró el interés del gobierno argentino porque Termatalia aproveche su red internacional de contactos del sector para contribuir al desarrollo del termalismo mundial a lo largo de todo el año aglutinando a las distintas entidades que gestionan el termalismo internacional para que puedan compartir experiencias, transferir conocimientos y buenas prácticas.

Y otra de las importantes conclusiones es la de trabajar en una iniciativa para elevar al Senado de España solicitando que se pueda tratar en los centros termales del país a los pacientes que hayan superado el Covid-19. Esta propuesta surgió de dos de los senadores ourensanos que participaron como oyentes, Francisco José Fernández y Miguel Ángel Viso. Precisanente, la directora de Turismo de Galicia, Nava Castro, insistió en la necesidad de demostrar la evidencia científica de los beneficios de la balneoterapia en estos pacientes.