Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ingeniería Agraria y Turismo, únicos títulos del campus con plazas sobrantes

Los centros pueden ofertar estas matrículas aunque se haya cerrado el calendario oficial

Alumnos universitarios en el exterior del Politécnico. |   // CARLOS PETEIRO

Alumnos universitarios en el exterior del Politécnico. | // CARLOS PETEIRO

Culminado el calendario de matrícula, el campus de Ourense ha logrado una ocupación de récord en plazas de nuevo ingreso, con lleno en 12 de las 17 carreras ofertadas antes ya de la convocatoria extraordinaria de septiembre. De hecho, el alumnado que realizó la ABAU en su segunda convocatoria apenas pudo optar a 63 plazas disponibles en el campus: 5 en ADE, 5 en Ciencias Ambientales, 35 en Ingeniería Agraria, 15 en Turismo y tres en el doble grado de Turismo e Historia.

Pero solo los grados en Ingeniería Agraria y Turismo no llegaron a tener lista de espera al no generar suficiente demanda durante el procedimiento de preinscripción. Por este motivo, la Universidad de Vigo ya facilitó, con anterioridad al cierre del calendario oficial de matrícula, la posibilidad de ofertar estas matrículas a través del proceso de plazas sobrantes dirigidas al alumnado que no llegó a solicitar plaza en dichas titulaciones. El plazo para este proceso está abierto hasta el 30 de noviembre.

Son en total 39 matrículas en las dos titulaciones. Ingeniería Agraria, con una oferta de 45 plazas, es el grado que mayor dificultad presenta en este campus para cubrir su matrícula. Este año han quedado 33 plazas sin lista de espera que podrán ser ocupadas por alumnado que no haya expresado previamente su interés por este título pero que ahora, fuera del sistema de preinscripción, sí podría matricularse

La otra titulación es Turismo, en la que han quedado libres, en las mismas circunstancias, seis plazas. En este caso, el problema viene derivado de la pérdida de exclusividad que tenía este título en Galicia tras pasar a ofertarse con precios públicos el de A Coruña. Este problema, alerta la plataforma ProCampus, podría agravarse el próximo curso con la implantación en Santiago del grado en Innovación Gastronómica y Gestión Hotelera.

Compartir el artículo

stats