La situación tan excepcional que atraviesa la ciudad por las restricciones por la pandemia llegará también a los cementerios a partir de la semana que viene, por lo que los floristas recomiendan a los ourensanos adelantar tanto las compras como las visitas a las tumbas de sus seres queridos.

Así lo recalcaba ayer el presidente del gremio, Jesús de Dios quien, acompañado por la directora xeral de Comercio, Sol Vázquez, incidían en la necesidad de hacer visitas graduales a los camposantos empezando cuanto antes, ya que sufrirán restricciones de aforo tanto en el conjunto del recinto como de número de visitantes por cada nicho, al igual que de tiempo de permanencia en el interior. Jesús de Dios recordó además la opción de decantarse este año por el producto nacional, y recomendó utilizar flores procedentes de nuestro país como gerbera, crisantemos, margaritas, claveles o gladiolos.

Asistieron a este acto la presidenta de la Federación provincial de Comercio, Beatriz Gómez, y el delegado de la Xunta, Gabriel Alén.