Los trabajos de mejora de la seguridad vial en la N-120 entre la ciudad de Ourense y Os Peares ya finalizaron. La actuación, consistente en el repintando del tramo de 18 kilómetros implica doble línea continua con resaltos sonoros en el eje central de la carretera. La inversión ronda los 50.000 euros.

El objetivo fundamental de esta actuación del Mitma, consensuada con la Dirección General de Tráfico y con la Guardia Civil de Tráfico, pretende evitar las invasiones del carril contrario por despistes en la conducción.