Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Nunca insulto en las redes; pongo voz a lo que piensan millones de españoles"

Su polémico tuit sobre la ministra de Igualdad: "Echenique me puso la diana para que todos los trolls vinieran a por mí"

La diputada ourensana Ana Belén Vázquez (PP), durante una intervención reciente en el Congreso.

La diputada ourensana Ana Belén Vázquez (PP), durante una intervención reciente en el Congreso. J.J. GUILLÉN

La diputada Ana Belén Vázquez Blanco (Bande, 1975) aterrizó ayer en Galicia tras dos semanas en Madrid, donde decidió permanecer tras la declaración del estado de alarma, que criticó sonoramente mientras en Ourense, su circunscripción, la Xunta aplicaba un confinamiento perimetral y social, prohibiendo las entradas y las salidas no justificadas así como las reuniones entre las personas que no vivan juntas. Sus duras intervenciones en el Congreso contra el Gobierno, y también en los medios y en las redes sociales, la han puesto en el foco a nivel nacional. Se ha granjeado tanto críticas como apoyos desde los distintos ámbitos ideológicos. Esta experimentada diputada, portavoz de la Comisión de Interior, en la Cámara Baja por séptima legislatura, dice que "la vehemencia" es su forma natural de expresarse, "y quienes me conocen lo saben", pero afirma que "por el bien común", está a favor de que PP y PSOE lleguen a acuerdos, aunque reprocha que Pedro Sánchez no haya tenido en cuenta para el diálogo a Pablo Casado.

- Ha sido muy polémica una publicación suya en la red social Twitter

- Echenique me tenía ganas desde que le recordé que era un condenado. Intentaron bloquearme la cuenta de Twitter hace unos quince días, a raíz de que le arreé políticamente en las orejas a Podemos diciendo que Echenique había defraudado a la Seguridad Social, que el partido estaba imputado por financiación ilegal y que Pablo Iglesias estaba cerca de declarar en el Supremo. Yo nunca he insultado a nadie en las redes, sino que solo usé un refrán, que en concreto proviene de la traducción al castellano de un manuscrito del filósofo griego Latácones en la época de Alfonso X . Es como si con el "Ladran, luego cabalgamos", alguien interpreta que estoy llamando perro a alguien. Echenique me puso la diana para que todos los trolls vinieran a por mí. Eso lo sabe hacer muy bien Podemos, aunque Vox ahora casi los iguala.

- Desde otro espectro ideológico también son muchos los que aplauden sus intervenciones parlamentarias, por directas y duras.

- Sí he notado mucho apoyo también. Yo intervengo con vehemencia, me sorprende que se haya hecho viral mi intervención, porque lo hago con vehemencia y sinceridad, sin adornar las palabras. Me he dado cuenta de que he llegado a mucha gente porque hablé como lo haría cualquier vecino con otro. Sabes que cuando atacas van a venir a por ti, y no todo el mundo tiene la valentía y la fortaleza de decir las verdades a la cara. Solo trasladé lo que piensan millones de españoles, solo puse voz a lo que piensan. El Gobierno quiere una comisión de investigación de la 'Kitchen', cuando son los tribunales los que tienen que determinar la responsabilidad de unos hechos de hace nueve años, porque las comisiones de investigación parlamentarias dirimen responsabilidades políticas, y en estos momentos ninguno de los investigados está en política. No es más que una cortina de humo para que no se hable de que España tiene la peor economía del mundo, estamos llegando a la miseria, se nos muere la economía. Tenemos más fallecidos por la pandemia y más profesionales sanitarios contagiados que nadie. A nosotros nos denegaron comisiones sobre la financiación de Podemos o sobre los abusos sexuales a menores en Baleares.

- Este miércoles también fue beligerante con el ministro Marlaska en el debate de su reprobación. ¿Es compatible ese tono con tener un trato cordial al bajar de la tribuna, como portavoz de la Comisión de Interior?

- Yo a Marlaska lo admiraba como juez, pero como miles de españoles me siento decepcionada con él como ministro. Hace un seguidismo a la política de Podemos brutal. Me duele que niegue condecoraciones, que Iglesias y Garzón ataquen a la Policía y la Guardia Civil y salga Robles desautorizándolos, pero no él. Las asociaciones, sindicatos y funcionarios de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado están decepcionados, y yo también. Era un juez de prestigio y ahora es un ministro de desprestigio. De hecho, es uno de los peor valorados en el CIS.

Sí es verdad que tengo una buena relación con diputados del PSOE y nos entendemos en el sentido de intentar llegar a acuerdos por el bien común. Conseguí hace poco una iniciativa muy buena para declarar a todos los policías locales de España una profesión de alto riesgo. El PSOE apoyó.

- ¿Es usted la nueva Cayetana Álvarez de Toledo del PP, esa voz del partido más dura contra el Gobierno?

- Cayetana tenía un nivel intelectual altísimo y unos discursos brillantes, yo hablo como lo harían millones de españoles. Tuve ese debate, que era duro hacia el Gobierno, por querer investigar políticamente algo de hace años en lugar de ver la situación grave que sufren España y los españoles. Me considero de centro, galleguista y moderada. De hecho, cuando leo algunos comentarios que dicen "tú tenías que estar en Vox", me parto de risa y pienso: "No me conocen nada".

- ¿No le parece que el tono bronco acrecienta todavía más el hartazgo de la ciudadanía, en medio de una pandemia y una crisis terribles?

- En la prensa salen los debates más broncos, pero por ejemplo ayer [en alusión al jueves] finalizamos el pleno y, ojalá más veces, todos los diputados que quedábamos, unos cien, votamos a favor de despenalizar la esterilización forzosa de las personas con discapacidad incapacitadas judicialmente. Nos pusimos de pie aplaudiendo. Tenemos que intentar llegar a acuerdos pero el PSOE debe abrir la posibilidad de negociar cosas con Pablo Casado. No es de recibo que, desde marzo hasta hace 15 días, no hayan llamado al líder de la oposición. Nuestros jefes tienen que entenderse más.

Este jueves presentamos una moción para apoyar al sector de la hostelería y el turismo, el más afectado por la pandemia, y que representa el 15% del PIB. La rechazaron sin aceptar ni un solo punto. A mí Marlaska nunca me ha llamado para plantear reformas, siendo la portavoz de Interior. Algo que sí hacía Zoido, que cada dos meses desayunaba con los portavoces. A Pablo Casado le pasa lo mismo con Sánchez. Lo llamó para hablar de la renovación del Consejo General del Poder Judicial y lo que Casado le dijo es que no solo podía consistir en un reparto de sillones, sino en cambiar las políticas. Le pidió que no contara con Podemos, así como bajar impuestos y prorrogar los ERTE hasta junio de 2021, pero Sánchez no aceptó nada.

- Criticó el estado de alarma en Madrid mientras en Ourense, su circunscripción, se aplicaban medidas restrictivas incluso más duras.

- Illa puso como uno de los parámetros sobrepasar 500 casos por 100.000 habitantes, que Madrid no había superado, mientras Ourense estaba en 536, Palencia en 542 y León en 510, ciudades donde con buen criterio se decidió confinar. En Madrid había áreas que pasaban de 500 pero otras que no llegaban a 300, pero Illa cerró toda la ciudad. Es un ataque hacia Madrid, hay una estrategia del PSOE. En junio, el delegado del Gobierno, el señor Franco, dijo en una reunión con afiliados que su objetivo era derrocar al gobierno de Ayuso y hacer una moción de censura. En Madrid no se daban ni los parámetros de hospitalización ni el ratio de 500 en toda la ciudad, e Illa incluso dice ahora que hasta que no baje de 200 no se levantará el estado de alarma. Cataluña no la cerraron ni tampoco Navarra. Pedro Sánchez no tiene narices para declarar el estado de alarma en Cataluña, País Vasco o Navarra. Y mientras, en Barajas, no hay ningún tipo de control.

- ¿Le resulta más sencillo al PP defender a Feijóo que a Díaz Ayuso?

- Los dos son grandes presidentes. A Feijóo lo conozco más e incluso tengo su móvil y puedo llamarlo directamente. Mientras Sánchez niega medidas para ayudar a la hostelería, Feijóo aprueba 5 millones para ayudar al sector del ocio nocturno. Está encima de los problemas reales y como gestor es un ejemplo para toda España.

- ¿Ayuso también es una buena gestora?

- Uno de los ejemplos es el hospital de Ifema, levantado en una semana para más de 700 personas. Además consiguió material que, al igual que le sucedió a Andalucía y Castilla y León, se lo requisaba el Gobierno de España; las dejó sin recursos. Solo la ciudad de Madrid tiene tres millones de personas, pero ¿cuántos miles llegamos todos los lunes a trabajar? No me gusta culpabilizar, hay que ser más solidarios y no criminalizar a ningún enfermo, porque la persona que contagia a otra no lo hace adrede.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats