El juzgado de primera instancia número cinco de Ourense ha desestimado una denuncia que pedía impugnar la candidatura con la que la actual presidenta de la Confederación de Empresarios de Ourense (CEO), Marisol Nóvoa, ganó las elecciones en 2019.

En un fallo con fecha del 8 de octubre de 2020, la Sala desestima esta demanda, ya que considera que "está más que acreditado" que la denuncia presentada en nombre de la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE) Ourense no contaba con la "autorización previa" de la junta directiva de esta entidad, por ello se limita a desestimarla sin siquiera a entrar al fondo del asunto.

En los fundamentos de derecho, el fallo observa que la denuncia presentada por el presidente de AJE Ourense, Lois Babarro, no es válida, ya que no está acredita la reunión de la junta directiva para acordar la decisión de emprender acciones legales.

El juzgado sostiene que no se ha probado la existencia de esa convocatoria, ni que hubiese el quórum necesario, mientras el acta de la supuesta junta directiva "no cumple ninguno de los requisitos formales para su validez".

Por todo ello, desecha la demanda interpuesta. Además, impone el pago de costas judiciales al demandante. Contra el fallo cabe interponer recurso de apelación en un plazo de 20 días.

La denuncia pedía la impugnación de la candidatura por supuestos impagos de cuotas de socios de la CEO que apoyaron a Marisol Nóvoa.