El alcalde de Ourense sigue adelante pese a su situación de minoría y ayer se incorporaron 13 nuevos trabajadores al Concello, en la categoría de técnicos de administración general, que ayudarán "a desatascar el Ayuntamiento y a que todos los trámites fluyan más rápido", aseveró el alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome. En la mañana de ayer los nuevos trabajadores comparecieron bajo la supervisión del concejal de Personal y Recursos Humanos, Armando Ojea, y fueron recibidos por el alcalde.

Según explica el gobierno local, se trata de un programa de funcionarios interinos o "por programa", es decir, los nuevos trabajadores son contratados para un determinado trabajo por un tiempo delimitado. En este caso, su primera tarea será ayudar en la tramitación de solicitudes de las ayudas a los autónomos en el Centro de Iniciativas Empresariales, pero desarrollarán su labor en diferentes departamentos municipales. En su mayoría, estos trabajadores cuentan con un perfil específico: jurídicos y economistas. El alcalde de Ourense valora muy positivamente esta contratación pues "entran todos de golpe y con mucha transparencia", afirma pues puntualiza que "la convocatoria fue pública".