Mínimas por debajo de cero en varios municipios de montaña de la provincia de Ourense, como A Veiga (-1,6 grados), Manzaneda (-1,4) y Carballeda de Valdeorras (-0,9) provocaron las primeras nevadas de la temporada en el paso de la borrasca Álex, que en Ourense dejó vientos de hasta 125 kilómetros por hora -en A Veiga- y acumulaciones de lluvia de 50,6 litros por metro cuadrado en Vilariño de Conso, según los datos de Meteogalicia. Además, la llegada de los primeros copos en este recién estrenado otoño provocó complicaciones en el tráfico en el extremo este de la provincia, en la zona de Pena Trevinca en Carballeda de Valdeorras. La carretera OU-122 a su paso por Sobradelo, en el límite entre los territorios de Ourense y León, tuvo que ser cortada al tráfico ayer hasta que el paso de máquinas de quitanieves de la Xunta y de un particular permitieron restablecer la circulación. Fue necesario transitar con precaución para evitar salidas de vía.