Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La digitalización educativa se acelera: más uso de aulas virtuales y clases 'online'

La pandemia obliga a alumnos y profesores a adaptarse a las tecnologías - Tras detectar un positivo y fijarse cuarentenas, la apuesta en Primaria es el seguimiento telemático

Una profesora en una clase de 5º de Primaria en el centro Mestre Vide de Ourense.

Una profesora en una clase de 5º de Primaria en el centro Mestre Vide de Ourense. // I. Osorio

La directora del CEIP Curros Enríquez de la ciudad, María Isabel Domínguez, arguye que "el curso pasado ya empezamos con el aula virtual antes y durante el confinamiento y este año ya la instalamos y son tiempos en los que es necesario adaptarse porque es necesario dar posibilidades a aquellos estudiantes que bien por caer positivos o porque guarden cuarentena puedan seguir las clases y no perder el hilo académico".

El CEIP Curros Enríque tuvo un positivo en una clase de Primaria y a partir de ahí se abrió el protocolo. "Fue un viernes, llamamos a Salud Pública y nos estuvieron preguntando cosas. A partir de una aplicación tienen los registros de los horarios y de quién dio clase, además de otra información de carácter personal, entonces son ellos los que se ponen en contacto con las familias y les dicen si deben o no guardar cuarentena", explica la directora.

El escenario del seguimiento del curso académico abre una nueva ventana a la digitalización ya que el estudiante que dio positivo por coronavirus así como otros dos que estuvieron en cuarentena pudieron continuar su formación a través de la intranet Edixgal, que conecta con Moodle, un sitio web, que permite a los alumnos y alumnas seguir las clases así como realizar tareas.

"La pandemia hace que busquemos otras posibilidades para que los niños y niñas estén activos y no pierdan el hilo del curso académico y estas plataformas son accesibles y sencillas de manejar, lo que hace que ellos mismos se adapten con suma rapidez y sea capaces de planificar sus tareas y realizarlas de la forma más sencilla. Además con esto, hacemos que todos se sumen a una digitalización, que los más pequeños de Primaria, se hacen a ella en un abrir y cerrar de ojos", dice la directora.

Juan Manuel Regal es el director del CEIP Mestre Vide, donde se detectó el positivo de una trabajadora del comedor escolar. Desde esa fecha, no se ha vuelto a detectar sintomatología de ningún tipo en ningún estudiante, pero tienen los mimbres preparados por si pasa. "Tenemos que entender que estas situaciones van a pasar y hay que normalizarlas. Nosotros ya llevamos dos años con este tipo de enseñanza digital, donde cada alumno tiene su ordenador, que facilita la Xunta de Galicia. Ahora, cada alumno que caiga positivo o aquellos que tengan que guardar cuarentena pueden seguir con sus tareas vía online y, los de 5º y 6º de Primaria pueden incluso ver las clases en directo, mediante un sistema de videoconferencia", dice el director del centro.

La pandemia acelera la adaptación tecnológica y un régimen de casi semipresencialidad durante el periodo que el niño o niña padezca el virus así como aquellos que tengan que estar en casa por contacto estrecho o medida de prevención de las autoridades sanitarias para evitar posibles contagios hasta que se le haga una prueba.

Los directores consultados señalan que "todo lleva un proceso de adaptación" y que lo más importante en este inicio de curso es el énfasis y la disciplinaria para hace cumplir las normas de prevención y protección estipuladas por los protocolos sanitarios. El curso académico no se desatiente en ningún momento, pero ambos señalan el aspecto sanitario y el psicológico en los que hacen más hincapié.

Las aulas virtuales y las clases en directo para los de Primaria si existe algún positivo y si no se cierra el aula es uno de los escenarios que plantea este nuevo curso inmerso en convivencia con la pandemia. Los estudiantes de Infantil con sus grupos burbuja es más complicado, por ello, ambos abogan por enviar tareas y dinamizar las conductas educativas en casa con diferentes actividades. La pandemia acelera el conocimiento tecnológico de los jóvenes. Del papel y el boli, al teclado y la pantalla.

Compartir el artículo

stats