El Claustro de San Francisco ha implantado desde ayer un nuevo cambio en sus horarios de apertura adaptado a la estación de invierno con menor número de turistas y un cambio además habitual en los últimos años para adaptarse a las horas de luz. Así a partir de ahora el Claustro de San Francisco permanece abierto de martes a sábados, entre las 11.30 y las 13.30 horas y por la tarde de 17 a 20 horas. Los domingos abre por la mañana y el lunes cierra por descanso.