Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los venezolanos aumentan el censo y los negocios en Carballiño

Están llegando a pesar de la pandemia y en el último año abrieron unos 15 locales - Algunos acuden a los Servicios Sociales

Negocio regentado por venezolanos.

Negocio regentado por venezolanos. // A.F.

La llegada de inmigrantes y retornados desde el país venezolano ha contribuido no solo a aumentar la población de O Carballiño sino también el número de negocios en el último año. De hecho, se contabilizan "al menos 15 entre bares, tiendas de golosinas, pequeños servicios de alimentación, peluquerías, etcétera", apunta el concejal de Empleo, Industria y Turismo, Manuel Dacal.

La situación política y de inseguridad en Venezuela ha motivado que muchos gallegos emigrados a ese país suramericano retornen a su tierra, o sus descendientes, pero también personas nativos de allí que no tienen ninguna vinculación con España. En O Carballiño se puede constatar esta variante de casos, y "son trabajadores, tienen iniciativa, arriesgan, en momentos complicados como éstos; son iniciativas importantes para la economía del pueblo", apunta el edil y destaca que "siguen llegando aún en tiempo de pandemias".

Pero aunque muchos son emprendedores y van saliendo adelante, hay quienes necesitan ayuda. De ello tiene constancia Guadalupe Sobrado, edil de Servicios Sociales y Educación, que indica que "también en Servicios Sociales aumenta la demanda de ayudas de inmigrantes, sobre todo de venezolanos". Explica que algunos encuentran trabajo, otros montan sus negocios, pero hay algunos que piden ayuda para pagar el alquiler de la vivienda, para cobrar el Risga, o ayuda para arreglar papeleo, pero "la mayoría no vienen como otros a que les pagues, se buscan la vida, son trabajadores".

Destaca de este colectivo de inmigrantes y retornados que "algunos estaban en situación económica muy buena, muchos con carreras y no se las convalidan, a otros les secuestraron la familia. Ellos estaban bien pero la situación les obligó a venir, hay varias personas que vinieron por problemas políticos". Una situación que se hace más evidentes desde hace un par de años, y de hecho en las ultimas elecciones municipales de 2019 señala que "ya habían unos 850, y siguen aumentando".

La mayoría de estas personas están en un rango de edades de entre los 30 y los 50 y pico.

Compartir el artículo

stats