Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Proponen el relevo de Jácome como alcalde de Ourense "en un mes, si hay voluntad y generosidad"

El lunes será cesado Armando Ojea como vicepresidente de la Diputación, por la pérdida de confianza tras votar en contra de los presupuestos, avanza el portavoz del PP, Plácido Álvarez

Concejales de la oposición consideran que "si hay voluntad y generosidad", por parte de los grandes partidos, la corporación podría darle el relevo a Gonzalo Pérez Jácome como alcalde de Ourense, mediante la formación de "un gobierno de concentración". Para eso proponen que se realice un reparto de las 27 áreas del Concello de Ourense -en el caso de que no actúen, recaerán en manos del alcalde y de tan solo los dos concejales que mantiene Democracia Ourensana- y la elección de un alcalde de "mera representación", con las competencias muy limitadas, que podría ser "cualquier miembro de la corporación, menos Jácome".

Aunque no rechazan la posibilidad de que pueda haber alcalde del PSOE o del PP, apuntan la posibilidad de que la elección se realice por consenso, para otorgarle esa responsabilidad a algún edil de los grupos más pequeños o no adscritos, con la finalidad de evitar tensiones, entre el modelo que representan las dos alternativas políticas más importantes, a medida que se aproxime el final del mandato y la necesidad de competir entre ellas por la alcaldía.

El portavoz de Ciudadanos, José Araújo, insiste en la propuesta de que "lo importante es que se sienten a dialogar entre el PP y el PSOE, sin condiciones previas". Sin embargo, el portavoz del grupo del PP en la Diputación, Plácido Álvarez, contempla como "algo positivo" que se pueda realizar un gobierno de concentración, mediante el reparto de áreas, para desbloquear la gestión municipal.

Por otra parte, el lunes será cesado, previsiblemente, Armando Ojea (diputado de DO fiel a Jácome) como vicepresidente de la Diputación, por votar en contra de los presupuestos de la institución, "el acuerdo más importante que una entidad local adopta, dentro del ámbito económico, como son los presupuestos. La falta de confianza es evidente. Un diputado que vota en contra de los presupuestos, no puede estar en el grupo de gobierno, de ninguna forma, y menos de vicepresidente", indica Plácido Álvarez. Y agrega: "El cese lo hará el presidente, que es a quien le corresponde, pero no creo que sea después del lunes".

Compartir el artículo

stats