Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El encaje de bolillos de la FP: régimen de clases según demanda e instalaciones

El CIFP Portovello plantea todos los formatos, desde presencial a online - La Universidad Laboral hará docencia 'in situ' - Los grados de cocina en Vilamarín, semipresenciales

Estudiantes del CIFP Portovello a la entrada en el día de bienvenida.

Estudiantes del CIFP Portovello a la entrada en el día de bienvenida. // Carlos Peteiro

El encaje de bolillos es un arte de ingeniería visual y de coordinación. La misma técnica usaron los equipos directivos de los centros de Formación Profesional, debido a las normas para iniciar el nuevo curso en plena segunda ola de pandemia. Cada centro estipula sus regímenes de docencia y también de prácticas en un alarde de gestión y planificación con escasos días y instalaciones mínimas, destacando el esfuerzo individual y colectivo para programar el curso.

Desde el IES Vilamarín, el coordinador de los ciclos de cocina, Jacobo Hermida, donde se contabilizan 95 alumnos explica que "las clases al aire libre no son una opción, aunque se pueden contemplar. Sin embargo, nosotros planteamos este nuevo curso con la semipresencialidad como forma de docencia. Con el aforo limitado de las aulas, establecemos grupos reducidos para las clases teóricas donde algunos puedan tener docencia presencial y otros online por turnos. En cuanto a las clases prácticas, los grupos serán de 3 o 4 personas con marcas para delimitar las zonas y desinfección cada vez que se utilice maquinaria y utensilios comunes. Hay que ser responsables y concienciar de que tenemos que ser estrictos con las medidas". Tanto el grado de cocina como de dirección de cocina será semipresencial con la implantación de formación online y desarrollo de la plataforma Platea. "Ya se estaba utilizando pero ahora tenemos que enfocarnos en adaptarnos todos a esta modalidad".

Desde el CIFP Portovello, Sira Coello, jefa de estudios del centro, dice que "nuestra docencia depende del ciclo y de las instalaciones. En aquellas instalaciones donde hay más de 22 personas ofrecemos un régimen online o semipresencial en el que se turna para venir a la docencia in situ y para utilizar la modalidad semipresencial".

Según las instalaciones del edificio, también organizaron una planificación con todo detalle programado. "Nos ha costado, pero creemos que es lo mejor, nosotros tenemos todas las modalidades, presencial, semipresencial, online y a distancia, depende del ciclo y también de las instalaciones si cogen los matriculados o hay que desdoblar clases".

En cuanto a las prácticas advierte que "aquellas en las que se puede teletrabajar no hay ningún problema porque las empresas aceptan y en cuanto a las prácticas en las aulas-taller, solamente los estudiantes estarán en una única aula con su pupitre o sitios sin que haya movimientos de gente entre espacios diferentes".

El protocolo de la Universidad Laboral marca la presencialidad como régimen de docencia estipulado y un plan de contingencia en el caso que se detecte un positivo.

La docencia en los FP depende de la demanda de los ciclos y del espacio en las instalaciones. La presencialidad es la tónica, aunque la deriva hacia la semipresencialidad es una apuesta firma de presente y futuro en la que todos se tienen que adaptar, tanto estudiantes como profesores.

Compartir el artículo

stats