Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vuelta reglada de Secundaria: "Quitarse la mascarilla no puede ser una opción"

- El IES As Lagoas advierte que estas conductas conllevan uno o dos día de expulsión - Estudiantes de ESO, Bachillerato y FP regresan a los centros tras siete meses en casa

Alumnos y alumnas del IES As Lagoas, ayer, en la jornada de bienvenida. // Brais Lorenzo

"¿Qué tal estás?", pregunta un padre. "Vivo", responde el otro. Los dos se ríen, pero es una respuesta que refleja la realidad de convivir con una pandemia que es prácticamente incontrolable. Los dos entraron ayer al IES As Lagoas para acompañar a su hijo e hija, respectivamente, para escuchar los protocolos a seguir y las directrices de la dirección del centro en relación a la vuelta a las aulas de la Educación Secundaria. Ayer en el IES AS Lagoas volvieron alrededor de 200 niños y durante y hoy y el viernes completarán la vuelta gradual el resto de estudiantes.

En la jornada de ayer fue el turno para los de 1º y 2º de la ESO. La fotografía del curso pasado es bien diferente. No hubo contacto, solo miradas cómplice. No hubo acercamiento, siempre con separación. Las sonrisas se escondieron y el miedo se relajó cuando la directora Elisa Rodríguez les explicó las medidas. Sin embargo, la incertidumbre del día a día ante un enemigo invisible se mantiene intacta.

"Es un año especial, pero quiero que os sintáis contentos con el nuevo curso escolar y que vengáis contentos, desde el equipo de dirección hemos trabajado mañana, tarde y noche para que el centro sea lo más seguro posible y hemos implantado unas medidas que se van a cumplir. Hemos luchado por tres objetivos como son la presencialidad, ya que todos teníamos ganas de vernos. El tener el mismo horario que antes, es decir, no tener que alargar el horario y tener clase por la tarde y lo hemos conseguido y la separación de las aulas", dijo la directora ante la atenta mirada de los padres y madres que se situaban en el pabellón polideportivo.

Las tutoras de 1ºA y 1ºB pasaron lista y se llevaron a los estudiantes para mostrarle los circuitos de entrada y de salida (que siempre serán los mismos), sus pupitres y las medidas de prevención y protección que deberán aplicar en todo momento.

Sanciones

La jefa de estudios, María José López, finalizó la intervención del equipo directivo en el día de la bienvenida arguyendo que "todos debemos ser responsables y debemos enseñarles a ser responsables a ellos también, por lo que desde la dirección del centro seremos rígidos con la disciplina y espero que lo entiendan. Bajarse la mascarilla no puede ser una opción, no puede ser una broma ni una chiquillada. Por eso a quien reiterademente incumpla las normas se aplicará una sanción que puede consistir en la expulsión del niño o niña de uno o dos días para casa. Miraremos con lupa este tipo de conductas inadecuadas por la salud de todos, pero también por la de ellos mismos".

Además, señaló que "evidentemente quien aporte un informe médico, para niños o niñas que sea perjudicial para ellos tener mascarilla, por ejemplo, los asmáticos se estudiará en su caso y es necesario que nos lo hagan saber para instalar en el aula mamparas protectoras para que pueda estar sin mascarilla".

Más de 12.000 estudiantes ourensanos entre ESO, Bachiller y FP vuelven a las clases de forma gradual con el lunes como fecha de inicio oficioso para todo e iniciar un curso que es atípico y especial. Todos quieren volver a la vieja normalidad, pero es la nueva la que impone medidas y delimita la actividad social de los mismos. No habrá actividades extraescolares y desde la dirección del IES As Lagoas dicen que "es una pena, la verdad, pero es lo que toca".

Diferentes centros educativos de la ciudad abrazan la bienvenida de los estudiantes con la separación necesaria y atendiendo a criterios de desdobles, mamparas, circuitos de entrada y salida y protocolos de coronavirus con un referente sanitario para preguntarle todas las dudas posibles sobre posibles positivos. El curso ya empezó. Echó a rodar de forma natural en un escenario completamente antinatural.

Compartir el artículo

stats