La detección de un brote de Covid-19 entre el personal sanitario del Hospital Universitario de Ourense, con cinco casos, y en el Hospital Público de Verín, con ocho contagios, ha puesto en marcha el protocolo de seguimiento y aislamiento de los contactos de riesgo entre el personal y los pacientes de ambas unidades de hospitalización, "en las que desde ayer martes están bloqueados los accesos y visitas", han especificado fuentes sanitarias.

En este momento, son 13 los trabajadores en cuarentena en Ourense y 8 en Verín, y se continúa con los estudios de seguimiento para determinar el origen y alcance de los brotes.