Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los depósitos bancarios de los ourensanos crecieron 430 millones en el confinamiento

Subieron en la provincia un 5,1% en tasa intertrimestral, el mayor incremento en diez años - El impacto del Covid-19 sitúa el ahorro en niveles de récord, rozando por primera vez los 9.000 millones de euros

Vista panorámica de la ciudad de Ourense.

Vista panorámica de la ciudad de Ourense. // Iñaki Osorio

La excepcionalidad de la pandemia del Covid-19 y sus repercusiones son también medibles desde el ahorro y el gasto de las familias. En toda la serie histórica del Banco de España, los depósitos bancarios de los residentes en Ourense nunca habían crecido a una tasa intertrimestral superior al 5%. Y esta vez lo hicieron.

La comparativa entre la posición a 30 de junio, tras pasar el confinamiento, y la que se registraba a 31 de marzo refleja un alza del 5,1% en el importe global de los depósitos de los ourensanos en entidades financieras. En solo tres meses pasaron de totalizar 8.497 millones a cifrarse en 8.925 millones y rozar así por primera vez el techo de los 9.000 millones.

El crecimiento del 5,1% contrasta con el mucho más moderado ritmo de crecimiento del ahorro provincial en los dos trimestres anteriores: un 0,47% en el inicio de 2020 y un 0,54% a finales de 2019. Los depósitos bancarios de los residentes ourensanos acostumbran a alcanzar los mejores registros del año en los meses previos al verano; en el segundo trimestre de 2019 llegaron a marcar un alza del 1,86% en volumen.

Subida anual del 4,9%

En la comparativa a 12 meses, el ahorro de los residentes en la provincia sube un 4,9%, al pasar de 8.511 millones a 8.925 millones. A diferencia del récord alcanzado en las series trimestrales, el 4,9% de auge interanual no representa el mayor ascenso de toda la serie histórica, ya que el ahorro provincial depositado en entidades marcó incrementos muy superiores en septiembre de 2013 (8,7%) y marzo de 2014 (6,7%), coincidiendo con la aceleración de la recuperación económica.

Más que cambiar y transformar los hábitos de las familias ante el ahorro, la pandemia ha consolidado y acelerado hasta niveles nunca vistos las tendencias de crecimiento que ya se venían anotando desde la segunda mitad de 2013.

Sin embargo, la protección en los estados financieros frente a las amenazas y la incertidumbre generadas por el Covid-19 no es exclusiva de la provincia.

De hecho, la tasa de crecimiento de los depósitos bancarios durante el trimestre del confinamiento fue pareja en las cuatro provincias gallegas: 5,8% en Pontevedra, que logró el mayor ritmo de subida; 5,1% en Ourense; 5% en A Coruña; y 4,7% en Lugo. La media gallega se situó en el 5,2% y la del conjunto de España en el 5,4%.

Mientras, las tasas de variación interanual -comparativa con el segundo trimestre de 2019- evidencian muchas más diferencias entre provincias. Así, contrasta el 10,4% de aumento de los depósitos bancarios de los residentes en Pontevedra frente a una moderada subida del 1,9% en A Coruña. Por su parte, Ourense (4,9%) y Lugo (4,5%) registraron niveles intermedios de aumento del ahorro. La media gallega en tasa interanual es del 5,1% y la española del 6,8%.

Después de los meses de confinamiento, en junio los depósitos de los residentes en Pontevedra acumulaban una subida trimestral de 1.128 millones, y los de los ahorradores ourensanos de 428,7 millones. Es un importe ligeramente superior al de Lugo (416,8 millones), provincia que supera los 9.300 millones en depósitos. A Coruña, por su parte, captó 1.366 millones más al cierre del trimestre. Los 3.339 millones de subida conjunta en Galicia equivalen al 5% del nuevo ahorro contabilizado en España en ese mismo período (66.752 millones).

Depósitos a la vista

Solo la cuarta parte de los depósitos de las familias residentes en Ourense son a plazo (2.064 millones de importe). El 77% del volumen total está en depósitos a la vista, por un importe provincial de 6.861 millones.

Únicamente doce provincias españolas registran menos cuantía que Ourense en depósitos bancarios totales, según los datos del Banco de España. Son Albacete, Ávila, Cáceres, Cuenca, Guadalajara, Huelva, Huesca, Palencia, Segovia, Soria, Teruel y Zamora. El volumen ourensano en este tipo de producto conservador se aproxima al de Salamanca (9.564 millones) y La Rioja (9.477 millones).

Si en tiempos de incertidumbre y crisis se impone el crecimiento del ahorro y la suavización del gasto, la pandemia no ha conseguido poner freno a la concesión de créditos a los residentes en Ourense. En el segundo trimestre del año se registró un incremento del 6,5% en importe, al pasar de 3.031 millones en el trimestre anterior a 3.229 millones. En proporción fue la mayor subida de Galicia, aunque por estrecho margen: 6,46% de aumento en A Coruña, 6,04% en Lugo y 5,7% en Pontevedra. Por volumen, los créditos repuntaron de media un 6,12% en Galicia, casi dos puntos porcentuales más que en el conjunto de España (4,23%).

En tasa interanual (comparativa con el segundo trimestre de 2019), los créditos concedidos por las entidades bancarias reflejan un aumento del 4,46% en Ourense y Pontevedra, del 4,37% en Lugo y del 1,80% en A Coruña. La media gallega superó en dos décimas el 3% y la nacional se acercó al 2,5%.

Con un importe de 18.530 millones, los créditos a residentes en A Coruña representan el 45% del total gallego, y los concedidos en Pontevedra (15.637 millones de euros), el 37,9%.

Compartir el artículo

stats