La fecha del pleno para votar la moción de censura contra el alcalde nacionalista de Viana do Bolo, Secundino Fernández, se aproxima, el próximo miércoles, y ya son varias las acciones en contra de la misma. Primero un documento de rechazo firmado por 36 alcaldes pedáneos del municipio, y ayer un acto simbólico del BNG en el entorno del castillo de Viana, de apoyo al grupo de gobierno. Y es que "seguimos pidiendo que den marcha atrás, que aún están a tiempo, que no vendan el voto de los vecinos, que miren lo que ellos opinan", apunta el regidor.

Fernández señala que esa moción de censura es un "fraude a los vecinos que votaron un gobierno de izquierdas liderado por el BNG y ahora lo van poner en manos del PP. Los vecinos están indignados". Explica que el acto de ayer no se publicó para evitar cientos de personas y una situación de riesgo para todos. Aún así acudieron más de 60 personas, entre diputados de Ourese, representes de Santiago, alcaldes y miembros de otros gobierno de la comarca y personas de Viana que fueron avisadas por teléfono.

El regidor señala que dicha moción es fruto de la "pinza" PP-PSOE, y que los ex ediles socialistas apoyan el formar un gobierno liderado por Andrés Montesinos que "no ganó en las urnas".