Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Críticos de DO y socialistas admiten que no pueden forzar la renuncia de Jácome

La crisis del partido del alcalde hace aflorar las diferencias que hay en el grupo del PSOE, con cinco concejales afines a Vázquez Barquero y cuatro de la cuerda de Rafa R. Villarino

Un pleno del Concello de Ourense. // C. Peteiro

Concejales socialistas consideran que el Concello de Ourense se encuentra en "una situación diabólica", al ser conscientes de que "si el alcalde, Gonzalo Pérez Jácome, se amarra al cargo, no hay forma legal de quitarlo", salvo con el planteamiento de una moción de censura impulsada por el PP y el PSOE", algo que están seguros que no va a ocurrir. Los ediles críticos de Democracia Ourensana "no podrían firmarla, por el pacto antitransfuguismo". Tampoco consideran probable que Pérez Jácome presente la dimisión, al comprobar que ha perdido la confianza de su grupo o como investigado.

Una de las primeras consecuencias que pueden derivarse de esta situación es que el alcalde pueda destituir y mandar al paro a los cargos de confianza que considere hostiles y retirarles las competencias a algunos de los cinco concejales críticos de su grupo que trasladaron el caso de las cuentas de DO a Fiscalía. Pero los concejales que abandonaron a Jácome consideran que eso "no lo va hacer, porque agravaría la situación en los juzgados".

Los críticos de DO también aseguran que la mayor parte de los asesores fueron presionados para entregar cantidades de dinero al partido y aclaran que esas donaciones "cuentan con soporte documental para poder demostrarlo", sin descartar que puedan prestar declaración sobre los hechos los propios afectados.

Lo más sorprendente todavía fue que la crisis en el grupo de Democracia Ourensana hiciera aflorar también la división que estaba latente en el grupo socialista. Los cinco concejales afines al anterior portavoz y primer candidato a la alcaldía elegido mediante elecciones primarias, José Ángel Vázquez Barquero -dimitió antes de las elecciones-, remitieron sedas cartas al máximo responsable del PSOE en Galicia, Gonzalo Caballero, y al secretario de organización del partido, José Luis Ábalos, para comunicarles que se oponen a dialogar con todos los partidos de la corporación local, incluido el PP, para formar un gobierno de concentración anunciado por Villarino. Villarino cuenta con el respaldo de tres ediles de su grupo en el Concello de Ourense, además del suyo, frente a los cinco que se mantienen en la línea de Barquero.

Concejales consultados admiten que este problema "viene de largo, desde las pasadas elecciones municipales, porque el cambio de candidato se hizo a última hora, al dimitir Vázquez Barquero, y Rafa Villarino integró en su lista a muchos miembros de la candidatura de Barquero".

Compartir el artículo

stats