Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detractores y afines a Jácome definen el futuro de DO en una reunión interna

Varios concejales pedirán al regidor ourensano "explicaciones" y, en último caso, "la dimisión" - El líder afirma que"detrás de esto están intereses económicos espurios"

Ediles y afines a DO con Jácome, en los buenos tiempos. // I. Osorio

Y no va más en Democracia Ourensana. Hoy se celebrará una reunión interna de la formación donde se pondrá sobre la mesa la división interna existente en cuanto a la gestión económica del partido y que algunos altos cargos de la formación tachan de "opaca".

Por el momento, ningún concelleiro de la formación hizo declaraciones públicas ya que están esperando a la cita de hoy para exigir al regidor ourensano más "transparencia" en relación a las cuentas del partido o por el contrario pedirle la "dimisión" si no rinde cuentas.

La mayoría de ediles con delegaciones municipales están disconformes con la gestión de Pérez Jácome y quieren dejar constancia de su malestar en una reunión en la que le pedirán explicaciones sobre la financiación del partido y la gestión de donaciones.

También le preguntarán por las palabras del portavoz municipal de Ciudadanos, Pepe Araújo, en una rueda de prensa sobre "qué hacen los asesores con su sueldo"para que el líder de la formación dé las pertinentes explicaciones.

Según fuentes internas, los ediles contrarios a la gestión de Pérez Jácome no se plantean abandonar el partido por el momento, pero si los argumentos del regidor ourensano no les convencen, pedirían la dimisión del mismo y se "apartarían" sin renunciar a la siglas de Democracia Ourensana. La preocupación en el seno de DO es evidente y los problemas sobre la gestión económica generan confrontación y división.

El líder de la formación, Pérez Jácome, tachó de "tonterías" las informaciones y alegó que "no desmiento rumores". En un comunicado en su cuenta de Facebook personal dijo que "estaba en el aire que pasadas las elecciones autonómicas de julio de 2020, empezarían movimientos. A nadie se le escapa que detrás de ellos se esconden los intereses económicos espurios que siempre han gobernad esta ciudad. Entre otras cosas mi lucha de los últimos años se centró en evitar pelotazos urbanísticos, léase un PXOM a pulir, así como concesiones infladas en el Concello. No a todos gusta. La mano que mece el dinero, es la mano que domina el mundo. El 15 de junio de 2019 fue investido alcalde, y mi compromiso hasta el 2023 es liderar la transformación de la ciudad y a esto dedicaré todo mi tiempo".

De la reunión de hoy se esperan explicaciones, apaciguamiento o incluso una posible moción de censura que puede ahondar más la grieta del partido.

Compartir el artículo

stats