Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Jácome desoye el reparo del interventor y dará en septiembre las ayudas a autónomos

El técnico ve supuesta irregularidad en el trámite, pero según el alcalde "no es vinculante y tenemos otro informe favorable del jurídico" - Serán 2.000 euros por beneficiario

El Paseo, una de las calles con mayor número de comerciantes locales que recibirán la ayuda.

El Paseo, una de las calles con mayor número de comerciantes locales que recibirán la ayuda. // I. Osorio

Las ayudas que el Concello de Ourense va a conceder a los autónomos y pequeños comerciantes en general para paliar los efectos del cierre durante la pandemia en sus negocios se darán a partir de septiembre si se cumplen las previsiones del gobierno local, y aún cuando existe un informe de reparo del interventor en contra, pues "los informes del interventor no suelen ser vinculantes", explicó Gonzalo Pérez Jácome a preguntas de los informadores.

El proceso de reparto de ayudas, que ya se vio retrasado en el Concello por prudencia tras lo ocurrido inicialmente con las concedidas por la Diputación, tiene un informe favorable del asesor jurídico del Concello y otro negativo de Intervención,

Ese no es el problema, según Jácome, al no ser vinculante, y el motivo del retraso del proceso "es la burocracia interna, pues somos el Ayuntamiento más oxidado de España y eso es un problema.

Por eso, afirma que "como el tema burocrático está costando, hemos encargado una aplicación informática, compatible con nuestro sistema, para tratar de entregar esas ayudas en septiembre, como habíamos pensado".

En principio se mantiene septiembre "y vamos a hacer un récord en números y de pagos porque la burocracia va a ser mínima con este sistema", señaló.

Otras fuentes del Concello apuntan que lo que en realidad hizo el interventor sería un reparo suspensivo, que hay que levantar, "una posibilidad que existe cuando se incumplen ciertos parámetros en las propuestas de gastos", señalan.

El borrador de las bases incluye como requisito que los beneficiarios de las mismas sean personas físicas que vengan realizando de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo dentro del término municipal de Ourense.

En el primer borrador se hablaba de que deben estar de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), así como en el Impuesto sobre Actividades Económicas, y se haya visto afectada por la crisis del Covid-19, en función del Real Decreto de Alarma del Gobierno Central.

En concreto, las ayudas previstas van a ser de 2.000 euros, lo que supone en efecto la cantidad más alta en este tipo de aportaciones por la crisis, en proporción con el número de habitantes.

Compartir el artículo

stats