Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El PSOE provincial expulsará a los dos ediles "tránsfugas" en Castrelo de Miño

- Los concejales del PP y los dos socialistas no acudieron ayer al pleno extraordinario - Desde el BNG provincial reclaman al PSOE y al PP que frenen la moción de censura

La edil del PSOE y el alcalde del BNG votan contra el transfuguismo.

La edil del PSOE y el alcalde del BNG votan contra el transfuguismo. // I. Osorio

El pleno extraordinario convocado por el grupo de gobierno nacionalista de Castrelo de Miño, para "ratificar el pacto antitransfuguismo vigente desde 1998", solo contó con los tres ediles del BNG y la portavoz del PSOE, Catalina González, no acudiendo los otros dos ediles socialistas, y los tres del PP. Un hecho que no sorprendió al alcalde, Esteban Suárez, quien recuerda que el BNG fue el partido más votado en 2019 y pide a los vecinos que "tomen nota". Y al PSOE le invita a que "miren a quien meten en la candidatura". Por su parte, el portavoz del PP, Avelino Pazos, afirma que no asistieron "porque no queremos participar en circos mediáticos que para nada contribuyen a la mejora del concello, que es lo que realmente precisan nuestros vecinos". Y desde el PSOE provincial anuncian que expulsarán de forma inmediata a sus dos ediles y desde la del BNG instan al PP y PSOE a tomar medidas para detener la moción de censura.

La sesión extraordinaria de ayer fue fugaz ya que los dos ediles socialistas y los tres del PP que el lunes presentaron una moción de censura al grupo de gobierno optaron por no acudir. Pazos explica que la decisión del PP se basa en la "nula habilidad del alcalde para el diálogo y el acuerdo", y recuerda que la semana pasada convocó el lunes 20 este mismo pleno extraordinario para el día siguiente, en que no se debatió la moción al rechazar la mayoría del pleno la urgencia del asunto. Señala que "nosotros propusimos en la comisión informativa del día 23 que este tema se debatiese en el pleno ordinario convocado para el día 30, comprometiéndonos a votar la urgencia si desconvocaba el pleno extraordinario de ayer, pero no aceptó".

Pazos indica que ello evitaría "tirar el dinero de los vecinos en otro pleno carente de sentido", pues hoy se reúne la Comisión de Seguimiento del Pacto Antitransfuguismo tras 10 años de inactividad, y "no sé que vamos debatir cuando hay un acuerdo para actualizar un pacto que data de hace 20 años y que en 2018 el Tribunal Constitucional dejó sin efecto en una gran parte de su contenido". Califica la actitud de Suárez como "cortinas de humo para esconder la crítica situación del concello por culpa de su inoperancia, y los vecinos no merecen que se pierda ni un minuto más de trabajo", sobre todo cuando es necesaria la "máxima dedicación para salvaguardar la salud de las personas y adoptar medidas frente a la crisis económica y social".

Desde la dirección nacional del BNG consideran grave el acuerdo PP-PSOE para sacar adelante la moción de censura contra el gobierno municipal de Castrelo presentada este lunes. Denuncian una "pinza" como estrategia de ambas fuerzas para arrebatarle alcaldías al BNG en la provincia de Ourense "por la puerta de atrás a través de negociaciones en los despachos que no obedecen al interés d de los vecinos sino al cálculo partidista".

Considera que esta moción está planificada con "nocturnidad" al dejar pasar las elecciones del 12 de julio para su presentación, en un intento premeditado de engañar a los vecinos evitando que expresara en las urnas su opinión sobre esta maniobra de acoso y derribo".

Denuncia que "las peores artimañas del transfuguismo no se limita a Castrelo de Miño", sino que tiene ya la vista puesta en el Concello de Viana do Bolo liderado también por un gobierno del BNG. En ambos dice siguen el mismo "modus operandi" de convertir ediles socialistas en tránsfugas.

La dirección del Bloque le recuerda al presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, que su partido firmó un pacto antitransfuguismo, lo que "casa mal con esa estrategia del PP de Ourense", y concluye que "o la palabra de Feijóo no vale nada o en Ourense su autoridad dentro del partido está por debajo de la de Baltar". En todo caso, el BNG pide a las direcciones nacionales del PP y del PSOE que tomen cartas en el asunto para frenar esa moción.

Por su parte, desde el PSOE califican de "anómala" y "antinatura" una moción de censura que "no avalan" la organización socialista, los militantes y simpatizantes de la localidad ni los vecinos de Castrelo, por lo que le exigen a Feijóo que "comparezca de urgencia" y responda si "avala este tipo de comportamientos en política".

Desde la organización de Ourense avisan que llevarán este caso ante la comisión antitransfuguismo ya que según su secretario, Juan Carlos Francisco Rivera, "es un caso flagrante de transfuguismo político en el que se traiciona la voluntad de los vecinos" y se convierte "en un transvase de apoyos a una fuerza antagónica con la que compite el PSOE históricamente en todo o conjunto del estado, y especialmente en la provincia".

Aclara que se trata de dos ediles que "de forma unilateral y en connivencia con el PP deciden apoyar una moción de censura", y que el PSOE "no puede hacer otra cosa que expulsarlos de forma inmediata por traición, deslealtad y por convertir la política en un esperpento".

Por su parte, Catalina González, denuncia la "campaña de desprestigio" llevada a cabo por Pazos, y por "los dos ediles tránsfugas", Francisco Pérez y Jaime Fontanes, que dice "solo buscaban desenfocar que se iba presentar una moción de censura", y "afirmaron que era yo la que iba presentarla hace escasos días".

Por último, el secretario provincial, Rafa Villarino, acusa a Baltar de "estar detrás de esta moción". Los socialistas muestran su "apoyo unánime" de toda la organización provincial, municipal, de militantes, simpatizantes y a nivel autonómico a González, que "no cedió a chantajes ni presiones por parte del PP".

Compartir el artículo

stats