Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La pandemia destruye 2.600 empleos en tres meses, con 4.700 ocupados menos en un año

Ourense registra la segunda menor tasa de actividad en España, 46% - La de ocupación baja un 0,9%, hasta el 40,6% y sigue muy por debajo de la media de Galicia, mayor del 50

Trabajadores en una obra.

Trabajadores en una obra. // Iñaki Osorio

En el segundo trimestre del año, con abril como un mes completo de confinamiento estricto y mayo como inicio de las primeras fases de la desescalada, la economía marcada por la mayor pandemia en un siglo se resintió notablemente y el mercado de trabajo, con los ERTE como red de seguridad que evitó que el paro se disparase, también lo hizo. Los datos correspondientes a abril, mayo y junio de la Encuesta de Población Activa, publicados ayer, señalan que la provincia perdió 2.600 empleos en ese periodo y que, con respecto al mismo trimestre de 2019, en la vieja y añorada normalidad, la caída del número de ocupados es de 4.700. La tasa de ocupación baja un 0,9% hasta el 40,6%, muy por debajo de la media de Galicia, que supera el 50%. Ourense es el segundo territorio del país, solo después de Zamora, con la menor tasa de actividad del país, un 46,64% (el dato de la provincia castellana es del 46,18%).

La EPA indica que en Ourense hay 128.100 personas activas, en edad de trabajar, de las que 109.400 están ocupadas. En el primer trimestre había 800 activos más y 112.000 ocupados. En el mismo periodo, las cifras de parados demandantes de empleo han pasado de 16.900 personas a 16.400, de manera que el paro se reduce gracias a la salvaguarda de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), cuyos afectados se mantienen como cotizantes a la Seguridad Social. La desescalada ha conllevado la recuperación de parte de esta mano de obra que se encontraba congelada.

Comparando las cifras del mercado laboral entre la última EPA, publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística, y la correspondiente al segundo trimestre de 2019, el total de personas ocupadas ha caído en 4.700: de las 114.100 de hace un año a las 109.400 actuales. La evolución del desempleo en la etapa interanual es de 2.400 parados más en la provincia a finales del segundo trimestre de 2020, con respecto al del mismo periodo del ejercicio anterior, cuando el total de personas paradas era de unas 14.000, según la encuesta.

Reacciones sindicales

Comisiones Obreras dice que los datos de la Encuesta de Población Activa "muestran un pírrico descenso del desempleo en la provincia por culpa de la pandemia", y considera que "el propio método de elaboración de la encuesta no muestra la situación real en toda su crudeza", puesto que las personas afectadas por regulaciones temporales de empleo (ERTE) de suspensión, se consideran a efectos estadísticos ocupadas cuando la suspensión es inferior a tres meses. Por otra parte, aquellas que perdieron su trabajo o cesaron su actividad no aparecen recogidas como desempleadas, puesto que no están buscando un empleo en los términos que recoge la encuesta.

El descenso del paro es de solo un 0,1%, "pírrico", dice CC OO. La tasa de actividad cae en un 1,2% y la de ocupación en un 0,9%, con 3.100 y 2.600 personas menos, respectivamente. Además, el sindicato subraya que "a día de hoy, el 40% de los que están en un ERTE no volvieron todavía a la actividad laboral, lo que provoca cierta atonía de la demanda y la actividad económica". Comisiones considera necesario "retomar la negociación de los convenios colectivos y la reforma laboral". Lo ven "clave" para defender derechos y condiciones.

Por su parte, UGT sostiene que la EPA "refleja más precariedad y más temporalidad". El sindicato recuerda que Ourense es la provincia "en la que lo único que crece es la población inactiva, con 3.000 personas más en este segundo trimestre hasta un total de 143.900 inactivos, un colectivo que supera en 15.800 personas a la población activa. UGT valora las medidas de protección social del Gobierno y los ERTE, "fundamentales para el sostenimiento de las familias y para salvaguardar la existencia de nuestras empresas". De los 6.600 hogares con al menos una persona activa y todos sus miembros en paro son 800 menos que en el trimestre anterior, un 10,8% menos que en el primero. Hay 1.100 viviendas que no perciben ningún ingreso, un 22,4% menos que a principios del año.

Compartir el artículo

stats