El presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, hace balance de los primeros cinco meses de pandemia de Covid-19 y lo que ha supuesto para las administraciones locales. Afirma que el gobierno provincial ourensano "se ha caracterizado por ser el más social de la historia, poniendo en marcha iniciativas pioneras durante la pandemia y, ahora, en la era pos-Covid".

En una entrevista en la revista de la Fundación Democracia y Gobierno Local, Baltar subraya que "fuimos la primera diputación gallega en adquirir material sanitario para los 92 concellos, y también fuimos pioneros aprobando ayudas para las entidades sociales y reforzando el servicio de teleasistencia. Además, pusimos en valor el teletrabajo sin dejar de prestar presencialmente servicios públicos delegados por los ayuntamientos, como la recogida de basura o el ciclo del agua".

El presidente destaca la aprobación de ayudas "a miles de autónomos de la provincia, a pequeñas y medianas empresas, e incluso a trabajadores afectados por ERTE". Y recuerda que el polideportivo Paco Paz fue centro logístico de apoyo a transportistas y personal esencial, con aparcamiento, zonas de descanso e higiene personal, manutención, así como desinfección de vehículos.