La Diputación de Ourense ha cerrado un acuerdo con el Colexio Profesional de Enxeñeiros Informáticos de Galicia (CPEIG) para que empresas no tecnológicas tengan la oportunidad de acceder a ayudas que les permitan modernizar sus servicios, mediante el convenio firmado por el titular de la institución provincial, Manuel Baltar, y Fernando Suárez, presidente de la segunda entidad.

Baltar explica que el acuerdo posibilitará "impulsar programas y proyectos enfocados a potenciar la transformación digital de negocios y actividades económicas para su adaptación a la situación derivada de la crisis del Covid-19". Y recalca que esta iniciativa "va en la línea de la estrategia prioritaria que pusimos en marcha en la Diputación", al iniciarse el estado de alarma, de implementar medidas sociales dirigidas a personas, familias, autónomos y empresas, "para cooperar en la reactivación y recuperación económica, cuanto antes, en la provincia de Ourense".

El convenio entre la Diputación y CPEIG tiene como finalidad mantener un canal continuo de comunicación para que las empresas de la provincia puedan acceder a financiación, especialmente aquellas que no pertenecen al sector tecnológico, con respecto a las convocatorias públicas para la modernización de los servicios que prestan.

Fernando Suárez destaca que el acuerdo permitirá impulsar tres líneas de actuación: informativa, de financiación y de cooperación, que tienen como objetivo dar a conocer recursos, asesorar sobre ayudas económicas y propiciar soporte técnico y trabajo en red.

La primera línea favorecerá las vías de información sobre los recursos y servicios existentes en el ámbito de servicios inteligentes administrativos para el sector empresarial. El CPEIG elaborará un catálogo de empresas y servicios en formato electrónico, que pueda recoger dinámicamente nuevas oportunidades, para facilitar el conocimiento y comprensión de las posibilidades tecnológicas, con el fin de facilitar la continuidad empresarial en el contexto actual. Dentro de estas posibilidades, se encuentran las herramientas de videoconferencia, teletrabajo, teleformación, herramientas colaborativas y otros servicios derivados, como los que garantizan la seguridad de los sistemas implantados. El colegio propiciará que las empresas de la provincia de Ourense puedan acceder a esta información.