Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un nuevo vertido en el Barbaña, posible causa de la muerte de decenas de peces

Agentes ambientales recogieron los ejemplares muertos - El alcalde de Barbadás niega vertidos de ninguna red pública municipal - No se descarta una asfixia por bajo caudal

Abajo, aguas del Barbaña a su paso por Ourense. Arriba, parte de los peces recogidos.

Abajo, aguas del Barbaña a su paso por Ourense. Arriba, parte de los peces recogidos. // Brais Lorenzo

Trabajadores del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Xunta se desplazaron ayer hasta las orillas del Regato dos Muíños, que desde Barbadás desemboca luego en el río Barbaña en Ourense, para recoger decenas de peces muertos, que se presumen podrían ser a causa de un vertido, que desde ese Regato dos Muíños habría afectado al Barbaña, pues mostraba un caudal de aguas turbias ya desde la tarde del miércoles.

El suceso ha creado total incertidumbre, pues junto con la constatación ya desde un día antes, de que las aguas mostraban un nuevo vertido de origen desconocido, otras fuentes próximas a Viaqua, no descartan que la mortandad de peces se haya producido por falta de oxígeno, a causa del bajísimo caudal que lleva el Regato dos Muiños en esta época.

La historia negra que se repite cada año en varias ocasiones de los vertidos contaminantes al río Barbaña, sin que se haya podido superar aún el duro trance ecológico y sentimental para los vecinos de los más de 14.000 peces muertos en 2009 por vertidos tóxicos sin depurar, volvió a aflorar ayer pero sin un claro culpable.

El grupo municipal del BNG en el Concello de Ourense alertaba ayer de que el vertido se había producido "a través de una tubería que sale del colector general a la altura de la pasarela del colegio Luis Vives en Barbadás. Un día después desde ese mismo punto y siguiendo la dirección del río se pudieron observar pescados muertos hasta pasado el parque de O Polvorín. Casi un kilómetro", denunciaron.

Por su parte Xosé Carlos Valcárcel, alcalde de Barbadás, negaba categóricamente que el vertido se hubiera producido por fallos en ninguna de sus redes públicas de aguas ni de alcantarillado, residuales ni de otro tipo.

"No está claro si hubo vertido pero la zona del colegio Luis Vives es ya concello de Ourense y si hubo algún vertido, una de las hipótesis que van a investigar hoy técnicos de Viaqua entre otros, es si es partió de algún canal de riego de alguna finca que pueden estar en Ourense o en Barbadás", agregó.

Otra de las hipótesis, no menos dramática, es la que apuntaban ayer algunos técnicos de que los peces, entre los que se incluía algún ciprínido y truchas, pudieran morir por falta de oxígeno, a causa del escaso caudal del río.

El BNG señaló la necesidad de que tanto Ayuntamiento de Ourense como la Consellería de Medio Ambiente de la Xunta tomen las medidas correspondientes para que no se vuelva a repetir esta situación y para sanear, de una vez, el río Barbaña. Hace unas semanas, visitaba Ourense la portavoz del BNG en Europa, Ana Miranda, y reivindicó la nueva oportunidad que se abre con los fondos europeos de realizar esa obra.

Compartir el artículo

stats