Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ourense sede del primer ensayo mundial que alerta de Covid días antes de conocer el brote

La investigación, de científicos de la USC, puede detectar mediante el análisis de lodos de las depuradoras un aumento del virus, aunque haya solo 5 positivos por 100.000 habitantes

Una investigación sobre la presencia del SARS-CoV-2 en aguas residuales que arrancó en abril en Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Ourense se ha convertido en pionera a nivel mundial, pues es capaz de detectar con días de antelación un posible brote del virus. El método consiste en analizar las aguas residuales de las depuradoras antes de que el brote se manifieste y es efectivo incluso en concentraciones muy bajas, de solo cinco personas infectadas por cada 100.000 habitantes.

La investigación, que ya ha sido publicada en revistas científicas internacionales, es otro logro del talento gallego. Puede aplicarse en cualquier modelo de depuradora, permitiendo detectar, si el proceso se hace de forma monitorizada, un aumento del Covid-19 en una población hasta una semana antes de que el problema llegue al ámbito hospitalario.

"Se pueden llegar a detectar incluso brotes que no han salido a la luz por distintos motivos, porque puede haber grupos de personas que no saben que están infectados o no quieren hacerlo público para seguir trabajando. Así que la presencia del aumento de afectados en la población que no estaban controlados puede detectarse a través de las aguas residuales", afirma Juan Manuel Lema.

Este ingeniero químico forma parte, junto con Sabela Balboa y Miguel Mauricio, del Instituto Cretus de la USC, del equipo que ha conseguido sacar adelante esta investigación pionera, en colaboración con Viaqua, empresa que gestiona en este caso la depuradora de Ourense, y del Servicio de Microbiología y Parasitología del Complejo Hospitalario Universitario de Vigo (Chuvi).

El estudio avaló la hipótesis de la que partían, pues mientras otros investigadores están realizando estudios para detectar la presencia de los restos genéticos de estos pacientes con Covid en los líquidos de las aguas residuales de las depuradoras, es en sus lodos donde se produce una mayor concentración de estos restos.

Según explica el propio Instituto Cretus, la recogida de muestras se hizo en varios puntos, en el tratamiento primario, secundario y de lodos en la EDAR de Ourense "y demostró que, en efecto, la mayoría de las partículas del SARS-CoV-2 no pueden ser detectadas en el efluente de agua, ya que son retenidas por la línea de lodos, resultando por tanto las depuradoras eficaces y seguras para eliminar el material vírico". Es decir que el lodo es el que puede ayudar a detectar esos restos genéticos del virus, pero ya inactivos, pues la planta depuradora los destruye completamente.

Juan Manuel de Lema explica que en Ourense en concreto hubo "dos campañas distintas, esa de abril donde detectamos la presencia de material genético, pero ante el éxito, tenemos una segunda, en la que está el mismo equipo de antes incluido Viaqua, y además las empresas Aguas de Galicia, Gestagua, Emasesa, Espina y Delfín y Aqualia. En este caso, los concellos a los que se lleva este estudio de presencia de SARS-COV-2, en las depuradoras de residuales se hará en Vigo, Ourense, Burela, Lugo Ferrol, Sanxenxo, Ribeira y Viveiro.

En este caso, dados los avances conseguidos en su metodología de análisis en apenas dos meses, son capaces de detectar esa presencia de 5 casos por 100.000 habitantes, antes de que se produzca la sintomatología.

Queda en el aire la pregunta de por qué llega ese material de pacientes afectados por Covid-19 a las depuradoras antes incluso de que ellos sepan que están afectados. El científico lo aclara. "Cuando hay una infección, lo primero que se infecta normalmente es el intestino de esa persona, de tal manera que, incluso antes de que aparezcan los síntomas, el material genético del virus se desplaza al intestino con las heces y desde las aguas residuales es material llega a la depuradora", explica el doctor Lema.

De ahí que a partir de ahora, según se vaya perfeccionado el sistema, cabe una interacción para colaborar y alertar de nuevos casos, con las gestoras de las EDAR y con el propio Sergas.

Compartir el artículo

stats