Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Unións Agrarias urge soluciones ante el "bajo precio" de la carne de ternera

Sostiene que a los productores les pagan de 100 a 150 euros menos por cabeza desde el inicio de la pandemia y que eso no se refleja en la cantidad que abona el consumidor

Protestas ante un supermercado en Xinzo de Limia.

Protestas ante un supermercado en Xinzo de Limia. // FdV

Unións Agrarias ha iniciado ayer una campaña de sensibilización en Xinzo de Limia, para buscar la complicidad de la opinión pública, teniendo en cuenta que el sector primario "está pasando una situación difícil, debido a la crisis del Covid-19". Uno de los sectores más afectados es el de la ganadería de vacuno, en el que se ha registrado una bajada de precios que oscila entre el 20 y el 25%, desde el momento que se inició la pandemia. El responsable de ganadería extensiva, Xosé Ramón González, atribuye esta situación a "maniobras especulativas, entre otras cosas". Sostiene que desde el inicio de la pandemia "les están bajando a los productores de 100 a 150 euros por ternera, que no se refleja luego, de ninguna manera, en el precio que paga al final el consumidor".

Xosé Ramón González considera que "hay que desatascar cuanto antes la situación". Los responsables de Unións Agrarias se concentraron ayer ante un establecimiento de una cadena distribuidora gallega para sensibilizar a la población. "Nos tenemos que involucrar todos en este problema. No es de recibo que en la principal distribuidora gallega no aparezca la carne certificada de ternera gallega". Por lo que anuncia que este sindicado continuará realizando "pequeñas protestas, para lograr la normalidad".

Unións Agrarias se muestra partidaria de que los establecimientos repercutan en el consumidor la caída de precios que están aplicando al ganadero, para dinamizar el sector. "No vale decir que no se venden los chuleteros y que no se vende la falta, cuando los chuleteros y la falta salen regaladas, tras la bajada que nos aplican a nosotros", agrega.

Los productores aseguran que logran resistir, a base de "tirar de ahorros y de endeudamiento", por lo que demandan una mesa de negociación. "Nosotros no podemos recurrir a un Erte ni desenchufar las vacas", subrayan. Y alertan de que "están en peligro unos 2.000 empleos en la provincia de Ourense" vinculados con el sector.

Se muestran partidarios de "analizar con calma" el efecto y la salida que puede tener el proceso de congelación de la falda de chuleteros en los mataderos, decidida en su momento. Y reitera la necesidad de activar una mesa de negociación para buscar soluciones para el sector.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats