Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Facultad de Historia, una caja de ideas

El centro recupera a sus exalumnos para una exitosa campaña de captación de matrícula que ha cobrado fuerza en la cuarentena

La Facultad de Historia, una caja de ideas

Los últimos tres cursos el grado de Geografía e Historia ha cubierto sus 45 matrículas en los primeros plazos. La asombrosa recuperación tiene que ver con las facilidades de docencia semipresencial que oferta el título pero también con la campaña de promoción en la que el centro ha invertido un importante esfuerzo y que se ha mantenido activa, en diferentes formatos, desde que aprobó su plan de viabilidad.

A las jornadas de captación en los institutos en los que el centro ha innovado presentando la historia como un juego o a la Olimpiada impulsada para despertar el interés del alumnado preuniversitario gallego por estos estudios, se suma ahora una intensa campaña en redes sociales que ha recuperado a antiguos alumnos de la facultad.

La iniciativa incide en las diversas salidas profesionales de estos estudios con historias singulares como la de Tito Asorey, actor y director de teatro, que fue alumno de este centro, o la de David Calviño, que ha dirigido su trabajo investigador hacia el cómic y es diseñador gráfico.

La campaña parte de la idea de convertir el edificio de Ferro en el que se ubica la facultad de Historia en una caja de ideas, explica la decana Susana Reboreda. Bajo el hastag #caixadehistorias, redes como Instagram, Twitter y Youtube lanzan semanalmente pinceladas de lo que ocurre en las aulas, hallazgos desvelados a través de excavaciones o trabajos de investigación y como han ido haciéndose un hueco en el mercado laboral sus antiguos alumnos.

Es el caso de Tito Asorey, actor y director que ha llevado al teatro el libro Fariña, de Nacho Carretero. Asorey quería ser arqueólogo porque le fascinaba "ese mundo casi detectivesco", y confiesa en el vídeo publicado en Youtube que para algunos trabajos que realizó como director de teatro se documentó como hacía en la universidad y, de hecho, sus temáticas favoritas giran alrededor de la memoria y la historia.

La campaña de divulgación arrancó antes del estado de alarma con algunas de las entrevistas a antiguos alumnos ya realizadas y no se ha detenido con el confinamiento. La utilización de internet y las redes sociales como principal medio de promoción ha permitido mantener los encuentros con exalumnos cambiando la conversación presencial en la facultad por la telemática. "La pandemia no nos para", apunta Reboreda, que avanza la preparación de otro vídeo en el que antiguos alumnos con diferentes perfiles profesionales relatan como ha afectado la cuarentena a su trabajo.

El primero de los seis vídeos previstos está protagonizado por Adolfo Fernández, actual vicedecano de la Facultad de Historia, que hace un repaso por todo lo que se pueden encontrar los alumnos en este centro.

A Rosa Dorado, guía turística especializada en turismo cultural y de interior, le tocó hacer la entrevista en pleno confinamiento. Explica que inició su andadura en la facultad de Historia, donde se licenció hace 15 años y esta formación es la base de lo que es hoy. Creadora de VisitOurense y GenuineGalicia, destaca que su profesión le permite compartir su pasión, que es la naturaleza, la cultura y el turismo.

Eduardo Breogán Nieto, arqueólogo y gerente de Breogán Arqueoloxía también estudió Historia en Ourense. Desde el confinamiento habla en el canal de Youtube de la facultad de la apertura profesional de esta disciplina, de los avances de la legislación y de las colaboraciones establecidas a lo largo de su vida empresarial.

El diseñador gráfico David Calviño confiesa que "hacía pellas" en Bachillerato para ir a la facultad de Historia, cerca de su instituto, y asistir a seminarios de Paleontología y otras actividades. Ya como alumno pudo ampliar su afición por la banda diseñada a través del grado y en segundo curso estudió los cómics en la época medieval, y utilizó la banda diseñada como fuente histórica en su trabajo de fin de grado. Actualmente está en Madrid, donde a través de los estudios de máster, investigó la mentalidad belicista de los 100 ejemplares de Supermán editados entre 1938 y 1946.

La campaña se cuela también en clases, ahora telemáticas, como la del profesor de Historia de América Contemporánea, Xosé Ramón Campos, y habla con alumnos en prácticas como Pablo Cid, con plaza 'online' por causas del Covid-19 en el Arquivo Histórico Provincial que combina su tiempo con el trabajo de fin de grado tutorizado por Xulio Prada.

La caja de historias, a la que se puede acceder a través de las redes sociales, da protagonismo a exalumnos como el ruralista Óscar Penín, o investigadores como Juan Manuel Galiña, experto en el Couto Mixto.

Compartir el artículo

stats