El Juzgado de lo Social número 4 de Ourense ha desestimado la demanda presentada por la sección sindical de la CNT en la que exigía al Concello de Castro Caldelas que dotase de medios de prevención y protección a los trabajadores del Grupo de Emergencia Supramunicipal, GES, destinados a tareas de desinfección y limpieza de exteriores. El juez destaca en la sentencia que en "circunstancias como las actuales", en las que se ha decretado el estado de alarma, "se ha de operar con lo posible y no con lo deseable".

La sentencia subraya que los miembros del GES no tienen contacto con personas contagiadas ni realizan labores de desinfección dentro de centros en los que hay enfermos, por lo que tampoco retiran materiales biológicos de esas instalaciones. Por ello, también rechaza la petición de los contenedores de riesgo biológico realizada por el sindicato.

El juez concluye que los medios de protección de los que disponen los operarios del GES "no difieren de los que utilizan el resto de los trabajadores que están en contacto con el riesgo en condiciones similares, no con pacientes infectados". El juez ve claro que los trabajadores del GES "no desinfectan por dentro residencias de ancianos, sino solo por fuera, así como el resto de espacios públicos exteriores situados en ese Concello".