Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Una ventana electrónica contra el aislamiento

El CHUO invita a toda la sociedad a enviar por "e-mail" mensajes de ánimo a los pacientes

Belén Piñeiro prueba el sistema en una de las pantallas. // FdV

Belén Piñeiro prueba el sistema en una de las pantallas. // FdV

La estricta restricción de las visitas hospitalarias para evitar la propagación del coronavirus ha convertido la televisión que los pacientes tienen en sus habitaciones en su principal acompañamiento. El acceso a la parrilla es gratuito, al menos mientras dure este crisis sanitaria, y desde hoy, además de información y entretenimiento, las personas ingresadas tendrán una nueva opción en su pantalla individual: un canal que les transmite mensajes del exterior. Cartas, textos y dibujos que sus vecinos, conocidos o no, pueden enviar a través del mail voluntariado.ourense@sergas.es a modo de apoyo y aliento en estos duros momentos de dolencia y soledad.

La iniciativa es del servicio de Atención al Paciente y Humanización del área sanitaria de Ourense, Verín y Valdeorras, y se ha bautizado como Operación esperanza. La responsable, Belén Piñeiro, sostiene que no hay nada que pueda suplir la presencia de un ser querido en la habitación pero, dadas las circunstancias, dibujos y mensajes de texto son un buen remedio para combatir la soledad y las horas muertas en la habitación.

La Covid-19, recuerda el Sergas, es una enfermedad "altamente contagiosa" por eso, en la línea del resto de medidas de cuarentena, los pacientes ingresados con diagnóstico positivo permanecen aislados y no pueden recibir visitas, "lo que supone un sufrimiento emocional añadido". Los pacientes hospitalizados por cualquier otra patología también han visto restringidas las visitas a una única persona y en un horario muy limitado, por lo que la mayor parte del día también están aislados.

Un equipo de 20 voluntarios se encargará de gestionar la recepción de los mensajes y su difusión a través de las pantallas individuales de los pacientes. Ayer se realizó la primera prueba y según Belén Piñeiro, ha dado buen resultado. Desde hoy, las personas ingresadas podrán leer mensajes de ánimo como el de Mario, de O Barco, que relata como es su vida en confinamiento, sin poder hacer todo lo que le gusta, pero asegura que no está triste ni tiene miedo porque "sé que todo va a terminar", que "todos juntos vamos a vencer. Resistiremos, y tú también resistirás". O Erea, de Ourense, que con un dibujo envía "toda la fuerza del mundo" a los pacientes hospitalizados. La Operación Esperanza también admite abrazos virtuales. Alejandro envía uno desde Verín, y cuando el mundo vuelva a girar, dice, "brindaremos todos juntos, y viviremos, y gritaremos y no nos olvidaremos de aplaudir".

Aliviar la soledad y hacerles llegar el "calor humano" es el objetivo de esta iniciativa que nace, precisamente, como respuesta a los numerosos mensajes de apoyo que están llegando a los hospitales ourensanos. Un nuevo canal de "contacto virtual" entre todos los pacientes y la ciudadanía, "que también estos días afronta un período excepcional", señala el Sergas.

Compartir el artículo

stats