Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Mónica Márquez : "Tenemos dos positivos detectados en Ayuda en el Hogar y seguimos sin mascarillas"

Según la presidenta del comité de empresa, una trabajadora y un usuario dieron positivo y hay 40 cuidadoras de baja de las 200

Mónica Marquez (derecha), con otras trabajadoras. // FDV

Mónica Marquez (derecha), con otras trabajadoras. // FDV

"Tenemos dos positivos en coronavirus en el servicio de Ayuda en el Hogar del Concello de Ourense, y aún así seguimos sin mascarillas y geles desinfectantes; solo contamos con guantes para trabajar con los mayores. Estamos poniendo en juego nuestra salud y nuestra vida como trabajadoras, y también la vida de nuestros usuarios, en su mayoría gente muy mayor y enferma", explica Mónica Márquez.

Ella es la portavoz del comité de empresa del servicio municipal de Ayuda en el Hogar que ha hecho una última llamada de atención para que se dé respuesta la petición de la empresa concesionaria, que ha pedido al Concello de Ourense, medios de protección urgentes. "Solo vamos con guantes", afirma Márquez.

Dos infectados y 40 bajas

Las dos personas que ya han dado positivo en el test, "pues no sabemos cuantas más podrían tenerlo, si se hiciera la prueba general a todos trabajadores y a los mayores", indica Mónica Márquez, son una auxiliar de Ayuda en el Hogar y uno de los usuarios ."Pero además tenemos varias personas esperando el resultado pues sus síntomas eran compatibles, y 40 de baja " , avanza.

El servicio además está cayendo en picado y "según el último parte que hemos visto estamos ahora con 250 usuarios menos, es decir perdimos casi la mitad, porque todo aquel que puede y tiene alguien que le eche una mano, se ha dado de aja porque tiene miedo a que lo contagiemos, al ver que los estamos atendiendo sin protección".

Pese al tipo de trabajo que realizan "llamas al número 900 del Covid, le dices que tienes casi todos los síntomas compatibles con coronavirus, y donde trabajamos y nos dicen que nosotros no somos grupo de riesgo y de no superar una determinada no te hacen el test", lamenta.

Uno de los casos más llamativos de la situación en que trabajan "es el de una compañera del servicio que pese a llevar poco tiempo que terminó un tratamiento oncológico, cuenta con iguales medidas de protección".

En el caso de Mónica "ha sido no por los síntomas que presentaba sino por una determinada patología, por lo que finalmente si me hicieron la prueba y espero resultados. Creemos que debería ser generalizada a todos los trabajadores y usuarios", asegura.

Cree que si siguen adelante en esta situación y ateniéndose al informe de medidas a cumplir que impone el ISGA, Ayuda en el Hogar podría tener que cerrar dejando sin atención a muchos mayores.

Los grupos municipales de PSOE y BNG se han sumado a esta llamada urgente al Concello para que busque el material urgente que le pide la firma Atendo, la empresa puente que atiende Ayuda en el Hogar, de forma eventual y salvó al concello de dejarlo este servicio cerrado cuando se marchó Sacyr.

Según los socialistas fue este contexto de riesgo el que contribuyó a esa caída de unas 250 personas usuarios del servicio y lo que está poniendo en entredicho la continuidad del mismo".

De hecho según la presidenta del comité de empresa "mientras otros concellos de Galicia, como A Coruña, Narón, Lugo y otros han blindado la ayuda a las empresas que gestionan Ayuda en el Hogar, pagándole incluso las horas de usuarios que se van para que no se pierda el servicio, en Ourense Atendo va a dejar de cobrar unas 4.000 horas por los usuarios que se fueron y eso pone en riesgo su continuidad", advierte.

Según el PSOE " Ayuda en el Hogar no debe atentar contra la salud en el escenario de excepcionalidad actual, y tampoco debe exponerse a su desaparición en la tercera ciudad de Galicia por lo que la edil de Sociales debe de comunicar con urgencia esta situación a la corporación".

El BNG: test para todo el SAF

Por su parte la edil del BNG Ruth Reza, denuncia que "pasaron quince días en los que las auxiliares del SAF continúan igual de desprotegidas que al inicio". El BNG ofrecen alternativas y medidas para minimizar la propagación y ofrecer un servicio mejor "aumentado la plantilla de trabajadoras y consiguiendo los equipos de protección necesarios" indica.

Asimismo, señala que es preciso realizar pruebas "tanto de usuarias como de trabajadoras" ante lo ocurrido en las pasadas semanas. "El servicio de cuidados tiene que dotarse de las medidas de protección y prevención necesarias para su desarrollo puesto que, para el BNG este servicio es uno de los pilares de política social, y en esta situación de crisis sanitaria es más preciso que nunca dotar de recursos materiales humanos la estos servicios" afirman.

Compartir el artículo

stats